Consejo Vasco de la Cultura recogerá en un plazo de un mes las aportaciones al Contrato Ciudadano por las Culturas

Urgell pide, en la primera reunión de este organismo tras su renovación, exigencia pero también lealtad
Reunión del Consejo Vasco de la Cultura
Reunión del Consejo Vasco de la Cultura
EP

El nuevo Consejo Vasco de la Cultura ha mantenido este lunes en Bilbao su primera reunión, con el objetivo de que "la voz" de todos sus integrantes sirva para "guiar las líneas fundamentales de la cultura vasca del futuro", según ha destacado la consejera de Cultura, Blanca Urgell. En la reunión, se ha presentado el Contrato Ciudadano por las Culturas y se ha planteado que, en un plazo de un mes, se pueda contar con un documento "suficientemente debatido y acordado" que recoja las diversas aportaciones.

Un total de 48 de los 55 integrantes del Consejo Vasco de la Cultura han acudido a la sesión plenaria desarrollada en el Museo Guggenheim y presidida por Blanca Urgell, que ha querido iniciar su intervención, íntegramente en euskera, con un recuerdo a Xabier Lete, cuyo reciente fallecimiento ha supuesto una "gran pérdida".

En su intervención, la consejera ha resaltado la importancia del trabajo que tiene por delante este Consejo, "máximo órgano colegiado de participación, cooperación y asesoramiento" en el ámbito de la cultura vasca, "para guiar, en un ejercicio de gobernanza, las líneas fundamentales de la estrategia para la cultura vasca de los próximos años".

Urgell ha agradecido a las instituciones y particulares presentes en la reunión del pleno del Consejo Vasco de la Cultura su disposición a intervenir de manera activa para mejorar el estado de la cultura vasca en los próximos años.

"El acto de esta mañana es muy importante, porque es el punto de partida definitivo de este renovado proceso de planificación estratégica. Pero es sólo un paso. La valía y adecuación a la realidad del documento inicial que aquí os proponemos sólo será tal a partir de un trabajo intenso y comprometido de los diferentes Grupos Operativos, que en contacto estrecho con otras personas de diferentes sectores de la cultura irán dando forma y contrastando con la realidad sus apreciaciones", ha recalcado.

Blanca Urgell ha explicado que el Contrato Ciudadano por las Culturas es un documento abierto y "vivo" sobre el que se tiene que ir trabajando con la finalidad de constituir el marco de actuación futura en este campo.

Según ha manifestado, "la voz de todos y cada uno de los integrantes de este Consejo, de quienes representamos instituciones de gobierno o parlamentarias, o de quienes personalmente podéis trasladar y representar el sentir y demanda de los diferentes sectores y sensibilidades de la cultura, tiene que servir para guiar en un ejercicio de gobernanza las líneas fundamentales de la estrategia para la cultura vasca de los próximos años".

El objetivo planteado en la reunión es que en un plazo de un mes se puedan recoger las aportaciones de los integrantes del Consejo, que se prevé pueda volver a reunirse a finales de enero o principios de febrero, y que se logre un documento "suficientemente debatido y acordado" que dé lugar a la constitución de los "Grupos Operativos", que en palabras de la consejera "nos van a poner en contacto con la realidad y los que van a tocar lo verdadero, lo que se mueve y necesita cada sector o cada ámbito de nuestra cultura".

Sólo sirve para sumar

Además, Urgell ha pedido, en el marco de este Consejo, que haya exigencia, pero también lealtad. "Sólo sirve si aspira a sumar. La reflexión entraña crítica, pero la crítica que aquí se pide es la que fuerza a otra realidad diferente y mejor, no la que se solaza en el placer de la simple negación de lo existente, en el rechazo o en el obstáculo", ha insistido.

El pleno del Consejo Vasco de la Cultura está conformado por la propia consejera de Cultura del Gobierno vasco y miembros del equipo directivo de su Departamento, así como el director general de EITB y representantes de los Departamentos de Industria, Innovación, Comercio y Turismo; Educación, Universidades e Investigación; Economía y Hacienda; Justicia y Administración Pública; y Presidencia.

En este organismo se incluyen también las personas responsables de Cultura tanto de las diputaciones forales como de los ayuntamientos de las tres capitales, así como un representante de Eudel y cinco vocales nombrados a propuesta del Parlamento vasco, además de hasta treinta y dos personas en representación de los distintos sectores y organismos de la cultura vasca, a propuesta de los mismos, y entre personas de reconocido prestigio.

A la reunión de este lunes, han faltado el representante del Gobierno vasco Andoni Unzalu, el representante de Eudel Imanol Landa y un representante de la Diputación de Álava, aún sin nombrar. Tampoco han acudido el director de cine Alex de la Iglesia, la bailarina Lucía Lacarra, el periodista Joseba Martín y el director del Museo del Prado, Miguel Zugaza.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento