El sector turístico balear (compañías aéreas, hoteleros y agencias de viajes) está estudiando presentar una denuncia penal, a la que podría sumarse el Govern, para exigir la restitución de las pérdidas económicas causadas por la decisión de los controladores de ausentarse de sus puestos de trabajo durante casi un día, lo que provocó el cierre del espacio aéreo.

Así lo ha informado tras la reunión mantenida esta tarde entre el sector turístico y la consellera de Turismo y Trabajo, Joana Barceló, la presidenta de la Asociación de Agencias de Viajes de Baleares (Aviba), Silvia Riera, quien ha indicado que los servicios jurídicos de las distintas empresas turísticas están analizando si se presenta una demanda conjunta como patronal o por separado, al tiempo que se unirá a las iniciativas nacionales y regionales que se presenten "contra Aena o contra quien corresponda".

Previamente a ello, ha adelantado que el sector turístico cuantificará los daños económicos de la "huelga" de los controladores aéreos, que se concretarán el próximo martes en una nueva reunión que mantendrá Barceló con las aerolíneas, los hoteleros y las agencias de viajes.

Además, en este encuentro, se expondrán los diferentes análisis realizados por los servicios jurídicos de cada patronal turística, con el fin de decidir contra quién se presenta la demanda penal, si bien "en principio, debe ser contra Aena y no contra el colectivo de controladores, a no ser que a nivel institucional se esté estudiando presentar una denuncia contra este colectivo en función de lo que diga la Fiscalía".

"La Conselleria de Turismo y Trabajo nos ha mostrado su interés de apoyarnos en cualquier tema relacionado con las demandas a nivel nacional y regional", ha recalcado Riera, quien ha considerado que, a partir de ahora, los esfuerzos también deben ir dirigidos a transmitir hacia el exterior una imagen de país "contundente, que asegure que esto "no volverá a pasar".

Por su parte, Barceló, ha manifestado que los servicios jurídicos del Ejecutivo autonómico también están estudiando la posibilidad de sumarse a la demanda penal que presente el sector turístico de las islas, mientras que, por otro lado, ha anunciado que el Govern está elaborando una campaña "extraordinaria", que se llevará a cabo de forma inmediata, a través de las oficinas de Turespaña, sobre todo, en el Reino Unido y Alemania, con el fin de informar de que ya se ha normalizado la situación del espacio aéreo.

Mientras, el presidente de la Asociación Hotelera de Menorca, Joan Melis, quien ha actuado como portavoz de las distintas patronales hoteleras de Baleares, quien ha indicado que están estudiando la manera de presentar una demanda "conjunta", una vez se analice el coste económico directo e indirecto de la decisión "unilateral" de los controladores. "La Conselleria de Turismo nos acompañará hasta donde haga falta", ha resaltado.

Así, Barceló ha destacado que los servicios jurídicos del Ejecutivo están analizando las medidas judiciales que se pueden tomar, con el fin de que los perjuicios económicos sean restituidos de la manera "más fácil y ágil posible", de forma que si las fiscalías valoran la "importancia" de que el Govern se persone, "tenemos claro que hay que llegar adonde haga falta para tener la garantía de que no volverá a pasar una huelga salvaje como ésta en la que se ha secuestrado a los ciudadanos".

En principio, ha señalado que la responsabilidad subsidiaria de las pérdidas económicas recae sobre Aena, si bien ha recordado que la Fiscalía está analizando el nivel de responsabilidad de los controladores aéreos y "quién ha presionado para llegar a esta situación, que ya ha provocado la presentación de 900 reclamaciones en las oficinas de consumo de las islas".

"lo importante es ir coordinados"

No obstante, Barceló ha subrayado que para lograr recuperar las pérdidas económicas, "lo importante no es la forma, sino el resultado, por lo que emplearemos la fórmula que más fácil sea para conseguir este objetivo, por lo que lo importante es ir coordinados y cohesionados aquí y en las actuaciones que hagan los otros estamentos institucionales".

Por otra parte, la consellera ha recordado que la suspensión del tráfico aéreo no sólo ocasionó perjuicios económicos inmediatos, sino que, a nivel turístico, también preocupa los efectos que pueda tener en el exterior a la hora de que los ciudadanos de otros países decidan utilizar el transporte aéreo para trasladarse a España y, sobre todo, a Baleares.

Por esta razón, ha manifestado que, en un momento en el que comienzan las contrataciones de cara al 2011, el Ejecutivo ha decidido lanzar una campaña de promoción "extraordinaria" para lograr que los turistas "confíen" en el mercado turístico de las islas lanzando el mensaje, a través de las oficinas de Turespaña, de que se ha superado de una manera "segura y estable todo este problema ligado a los controladores".

Por otro lado, Barceló ha mostrado su "total convencimiento" de que los controladores, como el resto de trabajadores, tienen unos mecanismos, a nivel del marco del ordenamiento del trabajo, que les permiten tener derechos como colectivo a la hora de protestar o convocar una huelga.

"No se puede decir que en este país no hay libertad sindical, de protesta o de lo que sea, mientras que la garantía que da la administración es la declaración de los servicios mínimos, de forma que en un Estado de Derecho se debe compaginar las reivindicaciones de los trabajadores y el derecho de los ciudadanos".

Finalmente, preguntada sobre la conveniencia de aprobar un Decreto para regular el trabajo de los controladores, Barceló ha recordado que "cuando no hay una respuesta por la otra parte, respecto al ordenamiento laboral normal, la administración debe recurrir a las herramientas que tiene para resolver un conflicto de intereses y a favor del interés general y de los ciudadanos".