La Sección Tercera de la Audiencia Provincial de Huelva ha condenado a dos de los tres acusados por el crimen de un enfermo mental en Almonte (Huelva) a más de 39 años de prisión para cada uno por los delitos de allanamiento de morada, asesinato, detención ilegal, un delito contra la integridad moral, lesiones, y un delito de robo con violencia e intimidación.

En el juicio se sentaron en el banquillo de los acusados tres personas, cuyas identidades responden a las iniciales J.J.P.D, alias 'El Violo' y principal imputado, A.M.R.M., conocida como 'La Viola', y M.A.T.R., alias 'El Conejito'. Así, la sala ha condenado a los dos primeros a la pena solicitada por la Fiscalía por los delitos antes citados. En el caso del delito de estafa, solicitado por la acusación particular, han quedado absueltos los tres imputados.

Según reza la sentencia, a la que tuvo acceso Europa Press, J.J.P.D, alias 'El Violo' ha sido condenado a la pena de tres años de prisión por un delito de allanamiento de morada, 19 años por el delito de asesinato, siete por un delito de detención ilegal, un año y nueve meses de prisión por un delito contra la integridad moral, así como le impone cinco años de prisión por el delito de lesiones y por cada delito de robo con violencia e intimidación la pena es de 3 años y seis meses. Para A.M.R.M., conocida como 'La Viola', le impone las mismas penas pero en el caso del delito de lesiones la pena es de cuatro años y seis meses de prisión.

Por su parte, la sala absuelve a M.A.T.R, alias 'El Conejito' de los delitos de asesinato, lesiones y robo con violencia e intimidación, por lo que finalmente le condenan a 2,9 años de cárcel por el delito de allanamiento de morada, seis años y nueve meses por el delito de detención ilegal, así como a 1,6 años por un delito contra la integridad moral. No obstante, su defensa considera que 'El Conejito' "no ha cometido ninguno de estos delitos" por lo que presentará un recurso de casación.

De otro lado, los tres imputados han sido condenados a pagar "de forma solidaria" 64.500 euros a los herederos morales de la víctima en concepto de daño moral y los dos principales acusados deben además abonar 1.158 euros por el dinero sustraído.

La sentencia apunta como hechos probados que los dos imputados J.J.P.D, y A.M.R.M., ocuparon el domicilio en el que vivía M.G.D., de 47 años y enfermo de esquizofrenia, y utilizaron la vivienda para el consumo de sustancias estupefacientes tanto propio como de numerosos toxicómanos de la localidad, propusiéndose desde el principio "anular la voluntad de la víctima" y así "le propinaban patadas, puñetazos y golpes con un palo".

Además, durante ese tiempo ambos le privaban de alimentación, bebidas y medicación, sometiéndole a burlas y profiriéndole vejaciones. En este contexto de violencia, "llegaron incluso a encerrarlo habitualmente en su dormitorio, asegurando la puerta para que no pudiera escapar".

La situación continuó hasta que en fecha no concretada, pero comprendida entre los días 5 y 8 de mayo, los dos procesados tras golpear a la víctima lo llevaron a la fuerza a un cuarto trastero ubicado en la azotea, donde lo ataron de pies y manos y lo amordazaron y lo encerraron "causándole la muerte por asfixia y sofocación".

Así, los procesados, acaecida la muerte, abandonaron el domicilio, llevándose la tarjeta bancaria del fallecido que volvieron a usar posteriormente consiguiendo sustraer la suma de 560 euros. Asimismo, el procesado M.A.T.R. se trasladó a vivir al domicilio a finales de abril de 2008, manteniéndose allí hasta el día 29, tiempo en el que participó tanto en "los encierros de la víctima como en el trato vejatorio dado al mismo".

Consulta aquí más noticias de Huelva.