La Federación Empresarial Hotelera de Ibiza y Formentera (Fehif) ha lamentado este jueves que de los aproximadamente 3.250 turistas que se esperaba recibir durante el puente de la Inmaculada sólo han recalado en la isla alrededor de 1.600.

Los representantes de los hoteleros pitiusos realizaron esta afirmación en el marco de la reunión del patronato de la Fundación de Promoción Turística de Ibiza, que se ha reunido este jueves para analizar el resultado de la temporada de 2010 y avanzar el plan de acción de cara a 2011.

Además, el presidente de la federación, Juanjo Riera, calculó esta semana que la ocupación media de las plazas turísticas pitiusas durante el puente de la Inmaculada "no llegó al 25%" por culpa del cierre del espacio aéreo español durante dos días.

En el marco de la reunión, a la que asistieron representantes de los ayuntamientos de Ibiza, Fomento del Turismo, Pimeef, CAEB, Fehif y Cámara de Comercio, la consellera insular de Turismo y presidenta de la Fundación, Pepa Marí, ha recordado que Ibiza ha mostrado durante este año "su fortaleza, a pesar del contexto de la crisis económica", al tiempo que ha agradecido la labor "conjunta" que, a su entender, "nos ha permitido recuperar el turismo".

En lo referente al plan de acción de cara al próximo ejercicio, el programa seguirá las líneas de actuación llevadas a cabo este año, con una atención especial a la promoción de Ibiza de una manera "individual y diferenciada" del resto de islas en los principales mercados emisores -España, Reino Unido y Alemania-.

Según la consellera, se trata de "aprovechar la dinámica de crecimiento en que ha entrado la isla este año, después de dos años de retroceso de la actividad".

Así, según Marí, "en 2011, las expectativas son altamente positivas", con indicadores como por ejemplo el incremento de vuelos de las compañías aéreas en la próxima temporada.