El espectáculo 'Una noche con Gabino' ha recalado esta semana en el Trui Teatre de Palma con un notable éxito de asistencia. En el show, el cómico Gabino Diego se interpreta a sí mismo con desbordante comicidad, explicando al público que desea contar su vida, y para ello recurrirá a célebres cómicos, gente anónima y personajes de actualidad a los que interpreta con genial maestría.

Alrededor de 900 personas recibieron con aplausos y entre risas al actor, quien, en el recién estrenado Trui teatre, hizo una magistral interpretación encarnando a políticos, escritores y compañeros y amigos suyos, como los de su misma estirpe. Es el caso de los actores Jorge Sanz o Quique San Francisco, que no abandona en toda la obra.

Diego también interpreta con soberbia a Fernando Fernán Gómez, a quien recuerda como su gran maestro y con quien se inició en el mundo del cine con 'Las bicicletas son para el verano'. El actor, que dedica un generoso espacio de tiempo a recordar e interpretar al autor de 'El viaje a ninguna parte', comienza el monólogo recordando cómo un actor púber e imberbe poco o nada agraciado -él mismo- fue elegido entre decenas de aspirantes para participar en la que fue su debut en el celuloide.

A partir de ese momento, mezclando realidad con ficción, Gabino no deja títere con cabeza y dedica hilarantes gags a Mariano Rajoy, José Luis Rodríguez Zapatero, Barack Obama o José Maria Aznar. Asimismo, el actor deleita al público con notables interpretaciones musicales, y hasta se anima a bailar.

Dirigida por Gina Piccirilli, Gabino Diego utiliza la obra como una forma de explicar a la audiencia experiencias, anécdotas y desengaños, y para ello no duda en crear personajes excéntricos como un yonqui o un pijo que le demanda que cante los hits más sonados.

Premio disfam 2010

Por otro lado, la asociación Disfam -Dislexia y Familia- ha aprovechado la presencia del actor en la isla para hacerle entrega del Premio Disfam 2010, como reconocimiento a su labor a favor de las personas con dislexia y como ejemplo de la lucha y la perseverancia para seguir adelante a pesar de los problemas que normalmente padecen las personas que sufren este trastorno del aprendizaje.