El municipio de Brazatortas (Ciudad Real), tanto su núcleo principal como La Estación, han sufrido "cuantiosos daños" tanto en zonas públicas como en propiedades privadas a consecuencia de la intensidad de las lluvias que se sucedieron por espacio de las casi 48 horas que transcurrieron entre el martes y miércoles pasados.

La consecuencia más evidente se ha sufrido sobre un tramo de 400 metros de la carretera provincial CR-5021 que conduce hasta Cabezarrubias del Puerto, motivando este jueves el retraso en el inicio de la jornada escolar en el CEIP 'Cervantes' antes las imposibilidad de acceso del transporte que traslada alumnos de fincas y pedanías del entorno, según ha informado el Ayuntamiento en nota de prensa.

El alcalde de esta población ciudadrealeña, Pablo Toledano, ha lamentado que la no ejecución por parte de la Diputación provincial de unas obras de adecuación de ambas márgenes de esta calzada, para canalizar el agua llegada desde Navalcaballo con una tubería soterrada en la zona adyacente al parque infantil, que también ha resultado muy afectado, y con una cuneta hormigonada junto al espacio dotacional de la residencia de mayores y el centro educativo, ha acabado por dejar impracticable esta vía.

De hecho, asegura, después de que en la tarde previa el servicio 112 mantuviese cortado el cruce de esta carretera con la antigua travesía de la N-420 por acumulación de aguas, la propia Diputación provincial se ha visto obligada a cortar este tramo hasta en tanto no se despejase de la gran cantidad de zahorras arrastradas por la fuerza de la avenida. En estas tareas está ya contribuyendo el Ayuntamiento torteño, desplazando a operarios y maquinaria de su competencia, dice su alcalde.

"El año pasado ya pasamos por esto, arrastrándose áridos que también dificultaron los accesos al colegio y tras gestiones con la Diputación y en colaboración con este Ayuntamiento se iban a encauzar ambas cunetas, resolviendo también un tema de seguridad vial en un tramo urbano de carretera. Pues después de este año no se ha hecho nada y hemos vuelto a sufrir el episodio", ha referido Toledano quien en la mañana de este jueves trató de comunicar lo sucedido al diputado responsable de estas infraestructuras.

Asimismo, ha informado de que en la antigua variante de la carretera N-420 se padeció el desbordamiento de cunetas en zonas próximas al río Ojailén, tanto en Brazatortas como en la barriada La Estación. Y el servicio ferroviario que tiene un apeadero en la estación de Brazatortas-Veredas, se vio obligado a suspender las paradas de sendos trenes automotores vespertinos del miércoles porque la planta baja del edifico se encontraba inundada y con al menos un metro de agua acumulada en el paso subterráneo de andenes.

Propiedades privadas

Por otro lado, en propiedades privadas, el Ayuntamiento torteño y su máximo responsable siguen contribuyendo a la normalización de la situación en la medidas de las posibilidades de un municipio pequeño como es éste. "La lluvia caída ha sido tanta que ni el alcantarillado ha dado abasto y se ha dado la circunstancia de que el agua ha encontrado vías de escape por los propios sumideros de las casas", explica el alcalde.

La calle Eras ha sido en Brazatortas la más perjudicada, con hogares que han sufrido acumulaciones de agua en su interior de hasta 30 centímetros. En La Estación, garajes y patios han sido los más afectados, además de otras estancias, teniendo que intervenir también los bomberos para tratar de achicar agua y personal del Ayuntamiento, practicándose zanjas para que el agua pudiera salir evacuada. En este emplazamiento, la calle Obispo Echevarría se ha llevado las peores consecuencias.