El número de celebraciones de bodas ha descendido este año un 30 por ciento como consecuencia de la crisis, que también cuenta con otro factor de tendencia general, como es que cada vez más "los propios invitados no acuden a la cita escudándose en temas económicos, como la falta de dinero".

Así lo resumen a Europa Press distintas agencias organizadoras de bodas, que tras finalizar la segunda parte de la temporada en los meses de septiembre y octubre hacen un balance "no tan bueno" como desearan. Y es que, tal y como puntualizan, "se nota la crisis porque el número de comensales baja, se recortan gastos con menús más baratos y fotógrafos y músicos conocidos de la pareja y hasta se anulan algunas bodas por peleas y otras se posponen debido a que los novios han cambiado de puesto de trabajo con un sueldo inferior".

En concreto, la portavoz de 'LD Organización de Eventos', Lidia Díez, argumenta que "esperaba más bodas para septiembre que el año pasado, aunque al menos octubre ha sido un buen mes". Su agencia ha organizado más de una veintena de bodas íntegras entre septiembre y octubre, cuantificando los ingresos por cada boda en unos 1.800 euros como media.

Para organizar una boda se suelen contratar los servicios a las agencias con una antelación de uno o dos años, sin embargo, según explica la directora de 'Sevilla de Fiesta', Mercedes Arcas, "las bodas se siguen cerrando, aunque ahora la gente está más parada, apura hasta última hora para pedir fechas y siguen con el miedo a la crisis", si bien, resalta que su agencia ya tiene peticiones de organización para 2012.

No obstante, defiende que "se ha recuperado un poco el entusiasmo y la ilusión", de modo que desde septiembre ha organizado más de un centenar de bodas. Entre éstas se incluyen los matrimonios gays, que en 2010 se han incrementado respecto al año pasado, concretamente Arcas ha planificado este año más de 20 bodas de este tipo, "muchas de ellas de extranjeros que en su país no se pueden casar", y en 2009 fueron un total de 14.

Mientras, la coordinadora de 'Andalusí Eventos', Leticia Pérez, manifiesta que "a pesar de haber pasado meses fuertes en bodas, se nota que los clientes han contado menos con los servicios de agencias", al tiempo que destaca que "las parejas se gastan menos dinero" para sus celebraciones.

Al hacer referencia a las cifras de invitados, Arcas ha señalado que "normalmente muchos novios dicen que cuentan con hasta 600 invitados y ninguno de ellos llega a los 300". En este sentido, la media de convidados se sitúa en torno a las 200 personas para el 75 por ciento de las bodas, porque, a su juicio, "un enlace con 300 comensales es excesivo".

Al hilo de ello, destacan los precios solicitados por cubierto que oscilan entre los 60 y 100 euros por persona, de modo que el gasto para un banquete puede ser desde unos 12.000 euros hasta 20.000 euros. Presupuesto al que hay que añadir otros desembolsos como el vestido de la novia, cuya cuantía alcanza entre unos 1.500 y 3.000 euros, y el traje del novio, entre los 500 y 1.000 euros, según comenta Pérez, que ha recordado que también hay que sumar el gasto del fotógrafo, el sitio de celebración, la decoración y la música, entre otros.

Detalles para el banquete

La crisis igualmente se deja notar a la hora de seleccionar el lugar para celebrar la unión matrimonial, de modo que "los cortijos y haciendas ya no se estilan tanto porque sólo los pagan personas con alto poder adquisitivo, y en cambio se ponen de moda los salones", indica la portavoz de 'LD Organización de Eventos'.

Con todo y a pesar del período actual, "no se pierde el encanto por buscar sitios especiales y sobre todo exteriores, aunque en el fondo sólo un diez por ciento de los novios se atreve a casarse en una playa, en un acantilado o a realizar una boda temática", puntualiza la directora de 'Sevilla de Fiesta', que reseña que para la Navidad se pueden celebrar bodas con toda la decoración de hielo.

En cuanto al banquete, los prometidos piden fuentes de chocolate tanto negro como blanco —éste último se puede teñir de colores—, galletas con oblea de las caras de los novios, mini 'cupcakes' —magdalenas— envueltas en celofán con lazos vistosos o tartas americanas de mil sabores y formas. Asimismo, una vez finalizada la ceremonia, aparte de soltar palomas blancas, ahora se ha puesto de moda soltar mariposas, señala Díez.

Toque andaluz en bodas extranjeras

En cualquier caso, a las agencias recurren tanto parejas españolas como extranjeras, tal es así que casi un tercio de las bodas que organizan son de personas procedentes de Alemania, Estados Unidos, Francia, Italia, Inglaterra o Noruega, que buscan el toque andaluz en sus celebraciones con la presencia de caballos, trajes de flamenca o decoración con naranjas, azahar o flores silvestres, como apunta Pérez.

Entretanto, informa de que a las ceremonias extranjeras acuden unas 30 personas e incluso en algunas 15 personas o solos los contrayentes y los propios trabajadores de la empresa que hacen de testigos, como le ha ocurrido a Pérez, quien ha manifestado que los extranjeros cancelan menos bodas que los españoles.

Cabe reseñar que organizar una boda a través de una agencia son "siempre ventajas" para los novios, porque, según expone Díez a Europa Press, los servicios son "gratuitos y no se incrementa nada". De este modo, agrega, "personas ajenas a los actos son las que se encargan de coordinar todo, sin tener que molestar a los invitados y los novios se quitan de problemas en ese día tan especial". '

Sevilla de boda'

En relación a la organización de las bodas, el Palacio de Exposiciones y Congresos de Sevilla (Fibes) acoge desde este jueves al domingo la XIV edición de 'Sevilla de Boda', que "una vez más vuelve a ser el centro de atención de todas aquellas parejas y familias que desean organizar su enlace matrimonial con todos y con cada uno de los detalles que hacen falta para un día tan especial", tal y como describe la organización.

En la muestra se darán cita más de cien empresas expositoras de Barcelona, Madrid, Ciudad Real y distintas provincias andaluzas, la mayoría de Sevilla, de sectores como lencería, maquillaje, joyerías, agencias de viajes, flores, trajes de novia y novio, trajes de madrina y acompañante, listas de bodas, regalos, detalles, recuerdos boda, restauración, catering y alquiler de salones, animación, coches de alquiler, agencias de organización de bodas, tocados y complementos, estética y belleza o clínicas.

Al respecto, la portavoz de 'LD Organización de Eventos', que asiste a dicho evento, espera con "optimismo" estos días para "cerrar clientes" y describe que esta muestra de bodas "no tiene punto de comparación con las que se celebran en Madrid y Málaga", porque, a su juicio, "en Sevilla todos los detalles son más coquetos y cuidados". Así, la edición pasada contactó con más de 260 clientes, de los que el diez por ciento contrató sus servicios.

En el caso opuesto, la directora de 'Sevilla de Fiesta' mantiene que no va a la feria porque "no reúne las condiciones que busca, las entradas son muy caras y no aporta nada positivo". En esta línea, defiende que "es preferible invertir 5.500 euros para el portal de Internet antes que gastar 1.500 euros en esta muestra". Mientras, la coordinadora de 'Andalusí Eventos' alega que "cuando el cliente va a una feria así ya tiene casi todo cerrado y sólo le quedan flecos" y añade que "se vende más en la oficina que en el evento".

La muestra de 'Sevilla de Boda' permanecerá abierta del 9 al 12 de diciembre en horario de 11,00 a 21,00 horas ininterrumpidamente, excepto este jueves que abre de 16,00 a 21,00 horas. El precio de entrada será de seis euros —niños hasta ocho años gratis—.

Consulta aquí más noticias de Sevilla.