La deuda viva de la Administración de la CAIB se incrementó en un 81,1 por ciento en el periodo 2003-07, coincidiendo con el Govern de Jaume Matas, de forma que se formalizaron operaciones de autorización de endeudamiento en los distintos presupuestos por un importe de 623,3 millones de euros, de los cuales 320 millones correspondieron a dos emisiones de obligaciones del ejercicio 2005, mientras que el resto correspondieron a ocho préstamos formalizados con diferentes entidades financieras.

Así lo revela el informe de la Sindicatura de Cuentas, referido al periodo comprendido entre 2003 y 2007, que refleja que el incremento de la deuda más significativo se produjo en el 2005, coincidiendo con la ejecución de las obras de infraestructuras derivadas de los convenios con el Ministerio de Fomento en materia de carreteras.

Además, refleja que en todos los ejercicios, aparte del incremento del endeudamiento neto autorizado, se han formalizado nuevos préstamos por importe de las amortizaciones correspondientes a los préstamos vigentes con vencimiento en el mismo ejercicio, "lo que pone de manifiesto la dificultad de la CAIB para reducir la deuda".

Por otro lado, la Sindicatura señala que las autorizaciones de imputación de gasto en ejercicios futuros se han incrementado un 141,1 por ciento entre el 2003 y 2006, mientras que los compromisos de gasto con cargo a ejercicios futuros han aumentado un 123,3 por ciento entre 2005 y 2007, hasta alcanzar la cifra de 2.448 millones de euros al final del periodo analizado.

El citado informe también revela que la deuda no reconocida por la CAIB con sus entidades dependientes ha pasado de 140 millones de euros en 2003 a 739 millones en 2007, de modo que el incremento más significativo corresponde a derechos de cobro para subvenciones de carácter plurianual que las entidades tienen reconocidas en su activo y que, como tales, la Comunidad Autónoma no tiene reconocidas en su pasivo, aunque haya formalizado las subvenciones como expedientes de gasto plurianual.

Respecto al endeudamiento producido entre los ejercicios de los cuales se dispone de datos comparativos (2005-07), se ha producido un incremento del 52,5 por ciento, de modo que se llegó a los 1.417 millones de euros a 31 de diciembre de 2007.

Por otro lado, el informe indica que el único ejercicio en que se ha tramitado un crédito extraordinario, por importe de 977.000 euros, fue el 2004, mediante la aprobación de la Ley 1/2004, para atender el importe de las subvenciones a partidos, federaciones, coaliciones o agrupaciones de electores que se presentaron en las elecciones al Parlament del 25 de mayo de 2003.