El Ayuntamiento de Santander ha denegado la licencia a la rehabilitación de los números 41 a 45 de Tetuán porque el proyecto presentado para ello no cumple la ley.

En concreto, el informe emitido por los técnicos municipales para evaluar la petición de licencia de rehabilitación de los números 41, 43 y 45 de la calle Tetuán concluye que el proyecto presentado no cumple los requisitos establecidos en el Plan General de Ordenación Urbana (PGOU) de Santander para un edificio que se encuentra fuera de ordenanza y que, por tanto, no se puede conceder la licencia.

En un comunicado, el Ayuntamiento de Santander explica que, según la normativa, la sustitución de elementos de las redes de instalaciones no puede exceder, en su cuantía, el 25 por ciento del coste de ejecución material de la instalación, valorada a su precio actual.

El informe técnico estima que, aunque no se trata de una sustitución sino de la ejecución de nuevas instalaciones en las viviendas desaparecidas tras el incendio, el porcentaje que representa en las instalaciones de electricidad, fontanería y calefacción las nuevas redes de las plantas cuarta y bajo cubierta respecto de la instalación actual, sin depreciar, y admitiendo los precios del proyecto reformado supera, en todos los casos, el 25%.

Tampoco se autoriza la sustitución de elementos de estructura o fábrica en más de un 25% de su superficie. Según el informe técnico, aunque el proyecto contemple la reconstrucción de las plantas desaparecidas y no se trate de una sustitución de elementos dañados, el porcentaje que representa el forjado de techo de planta cuarta y la cubierta en relación con la superficie de elementos estructurales del edificio supera este porcentaje.

El edificio, antes del incendio, constaba de cimentación (que representa aproximadamente el 30% de la superficie en planta del edificio), cinco forjados correspondientes a cada una de las plantas y la cubierta (cuya superficie es aproximadamente un 12% superior a la superficie de las plantas), de modo que el nuevo forjado y la cubierta en relación con el edificio completo representan el 33%.

También existe la limitación de que el coste de ejecución material de las obras no supere el 40% del valor actual del inmueble, excluido el suelo. El informe técnico cifra en 723.448 euros el valor del edificio, mientras que el coste de la ejecución de las obras de rehabilitación sería de 651.753 euros, lo que supera el 40% de los 723.448 euros del valor actual del inmueble.

Dado que no se cumple ninguno de los criterios establecidos para autorizar la rehabilitación del inmueble, los servicios técnicos municipales han emitido un informe en el que se deniega la licencia municipal, "por lo que la voluntad política queda al margen de esta decisión", aclara el equipo de Gobierno, quien subraya que otorgar una licencia con un informe que expresa la ilegalidad de dicha actuación "sería cometer un acto claro y premeditado de prevaricación", algo que "no va a hacer ni en éste ni en ningún otro caso" porque todas las licencias que se otorgan o se deniegan en el Ayuntamiento lo hacen siguiendo los preceptivos informes técnicos.

Consulta aquí más noticias de Cantabria.