La Policía Nacional ha detenido a un hombre de 31 años que circulaba a gran velocidad por la autovía, por el carril contrario, y que había entrado en la capital sin respetar las señales de los semáforos. Además, se le realizó la prueba de alcoholemia, dando positivo en la misma.

La Sala del 091 de la Comisaría Provincial de Policía de Málaga recibió una comunicación de la Agrupación de Tráfico de la Guardia Civil informando de que un ciudadano había avisado de que un vehículo circulaba a gran velocidad por la autovía, por el carril contrario, y que había entrado en la capital circulando por distintas calles sin respetar las señales de los semáforos.

Los coches patrulla de la Brigada de Seguridad Ciudadana comprobaron cómo a la altura de la Avenida Juan XXIII con el cruce de Héroes de Sostoa el coche iba a gran velocidad, "poniendo en peligro a los restantes vehículos de la zona", según ha informado la Policía Nacional en un comunicado.

De este modo se inició una persecución sin que el conductor obedeciera las indicaciones de las señales acústicas y luminosas del coche policial, hasta lograr alcanzarle y detenerlo. Al conductor se le trasladó a dependencias de Policía Local donde le realizaron las correspondientes pruebas de alcoholemia con resultado positivo, siendo detenido por conducir en estado de embriaguez "y de forma temeraria al poner en peligro la circulación vial".

Desde la Policía destacaron la colaboración del ciudadano que no sólo comunicó lo sucedido sino que continuó el seguimiento del vehículo hasta lograr que fuera detenido por los agentes de la Policía Nacional.

El vehículo, que es propiedad del conductor, ha quedado en el depósito municipal y con las diligencias policiales instruidas, el detenido ha pasado a disposición judicial.

Consulta aquí más noticias de Málaga.