El presidente de Castilla-La Mancha, José María Barreda, y el alcalde de Toledo, Emiliano García-Page, se han mostrado seguros de que con el tiempo se podrá abordar la restauración de la fachada sur de la Catedral Primada en la calle Cardenal Cisneros. Ambos dirigentes políticos han contestado así a la petición que les lanzaba en rueda de prensa el deán, Juan Sánchez.

Barreda y García-Page, junto con la consejera de Educación, Ciencia y Cultura, María Ángeles García, y el arzobispo de Toledo, Braulio Rodríguez, han visitado los trabajos de restauración y adecuación de los accesos a la Campana Gorda de la Catedral. Barreda ha aseverado que la restauración de la fachada sur habrá que abordarla porque "el patrimonio que supone la Catedral es suficientemente relevante para no permitir su deterioro".

En cuanto a los trabajos de restauración de la Campana Gorda, el presidente ha indicado que el Gobierno invertirá algo más de 600.000 euros para que se pueda llevar a cabo esta rehabilitación.

El proyecto tiene por objeto la rehabilitación de los ámbitos interiores de la Torre de Campanas, en la Catedral de Toledo, con el fin de adecuar las diversas estancias y escaleras para la visita del público. Así, después de estar 27 años cerrada al público, se podrá de nuevo subir hasta la Campana Gorda. Los arquitectos encargados de esta actuación son Valentín Berriochoa y José Miguel Merino.

En rueda de prensa, antes de visitar las distintas actuaciones de rehabilitación que se están llevando a cabo en el templo, Barreda ha asegurado que este tipo de iniciativas demuestra que "seguimos siendo constructores de catedrales". "Siempre queda algo por terminar, arreglar o restaurar", ha dicho Barreda, que ha afirmado que la de Toledo es una de las catedrales más importantes de la cristiandad.

Nuestra historia

Además, ha destacado que el patrimonio cultural e histórico de España está "íntimamente" ligado a la Iglesia Católica por lo que "nuestra historia" no se puede interpretar ignorando esta circunstancia.

Igualmente, ha aprovechado para poner de relieve la colaboración y el entendimiento entre instituciones, poniendo como ejemplo el caso de la restauración de la Campana Gorda, porque, según el presidente, "colaborando se consigue más que enfrentándose y yendo cada uno por su lado". Para el jefe del Ejecutivo castellano-manchego esta metodología debe orientar el comportamiento de las administraciones.

También ha recordado que Castilla-La Mancha fue una de las primeras comunidades autónomas en poner en marcha una comisión mixta Gobierno-Iglesia para la rehabilitación del patrimonio de la Iglesia Católica. Así, ha incidido en que en esta legislatura el Gobierno regional ha actuado en 219 inmuebles y ha invertido 15,4 millones en arreglar "poco a poco" este "inmenso y rico" patrimonio.

Finalmente, Barreda ha querido subrayar que la rehabilitación de la Campana Gorda además de suponer la recuperación del patrimonio ha permitido la contratación de 20 personas. Asimismo, el presidente regional ha esperado que "cuando la campana tañe su sonido sea de esperanza, de alegría y de convivencia y traslade al conjunto de la ciudadanía las mejores vibraciones".

Intervenciones sincronizadas

Por su parte, el alcalde de Toledo, Emiliano García-Page, ha resaltado que las distintas intervenciones en la Catedral están "bien sincronizadas y coordinadas". Así, ha recordado que en estos momentos se está actuando en el claustro, en la torre de la Catedral, y se está llevando a cabo la iluminación de la parte alta del templo. El alcalde ha señalado que antes de que acabe el año podría inaugurarse dicha iluminación.

Igualmente, ha comentado que sólo desde un planteamiento de "lealtad institucional" entre la Iglesia, la Junta y el Ayuntamiento se pueden llevar a cabo "de golpe" estas actuaciones.

Por último, el regidor ha dicho que hay muchas ciudades en el mundo que para promocionarse necesitan inventarse "algo", sin embargo, ha indicado, este no es el caso de Toledo. "Tenemos tanto a lo que sacarle brillo que no necesitamos inventar nada".

Por su parte, el arzobispo de Toledo, Braulio Rodríguez, en una breve intervención, ha destacado que edificios como la Catedral siempre tienen que estar en "movimiento y cuidándose" porque "es una realidad viva", al tiempo que se ha preguntado qué toledano no presume de su Catedral "aunque sea ateo". También ha dado las gracias a las administraciones por colaborar en la rehabilitación del templo.

Consulta aquí más noticias de Toledo.