Stradivarius
Un violín Stradivarius. ARCHIVO

La violinista británico-coreana Min-Jin Kym está "destrozada" después de que hace unos días le robaran en una cafetería de Londres su valioso Stradivarius, valorado en 1,4 millones de euros (unos 1,8 millones de dólares), según publica el periódico Evening Standard.

Estoy destrozada por el robo del violín. Como músico, desarrollas una relación especial con tu instrumento

Min-Jin Kym estaba distraída con unos amigos en un "Pret a manger" de la estación de tren de Euston cuando unos ladrones le robaron el maletín donde llevaba el violín y dos arcos, el pasado 29 de noviembre. "Naturalmente estoy destrozada por el robo del violín. Como músico, desarrollas una relación especial con tu instrumento", dice la joven de 32 años en un comunicado difundido por la Policía y que recoge el periódico.

Como es habitual en el caso de los Stradivarius -de los cuales quedan unos 450 en el mundo-, el de Min-Jin Kym, que data de entre 1690 y 1699, era prestado, y pertenece a una institución musical o fondo de inversión (que no ha sido identificado), señala el periódico.

La compañía de seguros de los propietarios ha ofrecido una recompensa de 18.000 euros (unos 23.800 dólares) a quien lo encuentre. El Standard señala que los ladrones difícilmente podrán vender el instrumento, ya que será muy reconocible, por lo que se tiene la esperanza de que lo devuelvan.

Nacida en Corea y criada en Gran Bretaña, Kym toca el violín desde los 6 años, e hizo su debut internacional con la Orquesta Sinfónica de Berlín con 13. Tras licenciarse en el Royal College of Music de Londres, continuó su educación con su mentor, Ruggiero Ricci, en Salzburgo (Austria).

Hasta el momento ha grabado dos discos que han sido muy bien acogidos y ha participado en giras internacionales.