El presidente del PP, Mariano Rajoy, ha acusado este viernes al líder de CiU, Artur Mas, de prometer "cosas que sabe que no puede cumplir", en referencia a la propuesta estrella de la federación para estas elecciones catalanas, consistente en negociar un pacto fiscal para Catalunya similar al concierto económico del País Vasco.

Aunque ha eludido dirigirse directamente a CiU, durante su intervención en un mitin en Lleida junto a la candidata del PP a la Presidencia de la Generalitat, Alícia Sánchez Camacho, Rajoy ha advertido de que ese tipo de promesas que no se pueden cumplir generan "falsas expectativas en la gente".

"No tocan debates identitarios ni prometer lo que no se puede cumplir", ha apuntado el líder de los populares, que ha advertido del riesgo de que, un gobierno con una mayoría amplia de CiU tras el 28 de noviembre, equivoque las prioridades y haga girar el debate en torno a cuestiones identitarias y no sobre cómo salir de la crisis.

Tanto Rajoy como Camacho han dado por descontado que el tripartito no se reeditará, por lo que han dibujado un escenario para después de las elecciones en el que CiU podría tener una amplia mayoría pero necesitar apoyos de algún otro partido.

Rajoy ha augurado que los ciudadanos que votaron al tripartito van a darles un "castigo justo en estas elecciones por dejar tirados a los que le dieron apoyo", y ha cargado con dureza contra el presidente de la Generalitat y candidato del PSC a la reelección, José Montilla, a quien ha acusado de negarse a sí mismo por renegar ahora de las políticas del tripartito.

"evitar las frivolidades"

Ante la posibilidad de que CiU pueda disponer de una mayoría amplia, el Jefe de la Oposición ha remarcado la importancia de que el PP pueda ejercer de contrapeso en el futuro gobierno de la Generalitat, para evitar "las frivolidades y el poder absoluto" de algún partido.

Rajoy ha animado a los presentes a dar batalla para ser decisivos en la formación del próximo gobierno, y ha señalado la importancia que un buen resultado en Catalunya puede tener en las elecciones generales de 2012. "Si no se gana ésta y la de Madrid, tenemos un grave problema para ahora y para el futuro", ha zanjado.

En la misma línea, Alícia Sánchez Camacho ha asegurado que Mas ha actuado "como el socio en la sombra" del presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, y ha asegurado que, si CiU gobierna en Catalunya, el líder de la federación garantizará la continuidad de Zapatero en la Moncloa.

Camacho ha cifrado en 60 leyes las veces que CiU ha apoyado al PSOE en el Congreso, por lo que ha sostenido que votar a Artur Mas el 28 de noviembre significa "votar más Zapatero en la Moncloa".

Consulta aquí más noticias de Lleida.