Trabajadoras de la limpieza de colegios y escuelas municipales de Vigo mantienen este viernes su tercera jornada de huelga indefinida —para reclamar una ampliación de horario y poder entrar antes de las 18.00 horas_, un paro que la empresa concesionaria de este servicio municipal, Linorsa, ha calificado de "desproporcionado e injustificado".

Las huelguistas realizaron este viernes sendas caceroladas en el Ayuntamiento —al que pide que permita la ampliación de horario— y ante las instalaciones de la empresa y, posteriormente, acudieron a diversos colegios, ya que, según ha denunciado la responsable de CIG- Servizos, Transi Fernández, han mandado a personal "a trabajar antes de las 18.00 horas" para limpiar los centros educativos. Asimismo, ha afirmado que se está recurriendo una cuadrilla con personal ajeno para realizar limpieza de papeleras e inodoros.

Sin embargo, Linorsa rechaza estas acusaciones y asegura que no se está enviando a personal de otras plantillas. Así, precisa que, dentro del servicio de limpieza, hay un equipo itinerante compuesto por 9 personas —de las que sólo dos secundan la huelga—, y que estos efectivos recorren los distintos colegios. De igual modo, fija el seguimiento de la huelga entre el "40 y 50 por ciento", por lo que, según afirma, hay limpiadoras que están acudiendo a algunos colegios a desarrollar su trabajo y a cumplir los servicios mínimos.

A este respecto, denuncia que en algunos colegios ha habido "enfrentamientos verbales" entre piquetes y trabajadores y que incluso en algún recinto se han tirado huevos. También explica que en las instalaciones de la empresa se ha colocado "silicona en la cerradura", entre otras actuaciones. "ESTUDIO"

En cuanto al conflicto sobre los horarios, el director de Planificación y Desarrollo de Linorsa, Víctor Pérez, ha indicado, en declaraciones a Europa Press, que el Ayuntamiento de Vigo se ha ofrecido a hacer un estudio sobre la viabilidad que tendría el que las limpiadoras entrasen antes de las 18.00 horas, pero "sin comprometerse a nada", puesto que la decisión se tomaría una vez conocidos los resultados. Así, ha indicado que en la empresa se encuentran "a expensas de lo que diga el Ayuntamiento".

Pérez ha indicado que para realizar ese análisis hay que ver la situación de los cerca de 60 colegios y escuelas municipales. Así, ha afirmado que las huelguistas han comenzado el paro "y no han dado tiempo" a que se confeccione el estudio.

Por ello, ha esperado que el conflicto "amaine", las huelguistas "entren en razón" y se pueda realizar el estudio que permita concluir si su reivindicación es viable o no.

Rechazo a la huelga

Por otra parte, en un comunicado, Linorsa manifiesta su rechazo de la huelga por "desproporcionada e injustificada" y recuerda que la convocatoria está "exclusivamente apoyada por la CIG" —que es mayoritaria en el comité de empresa— puesto que CC.OO. se ha "desmarcado".

La empresa considera que la huelga como medida de presión "no tendrá ninguna efectividad" y niega que existan "irregularidades" en la relación contractual que le une con las 150 trabajadoras, una relación que está fijada en un convenio colectivo vigente hasta 31 de diciembre de 2011.

Asimismo, afirma que el pasado 12 de noviembre se firmó un acuerdo entre el comité de empresa y la representación empresarial en que se ésta última "se comprometía a aceptar las 8 reivindicaciones planteadas por el comité" —sobre aspectos como ampliaciones de jornada, conversión de contratos temporales en indefinidos y adaptación de horarios—.

Por ello, la empresa cree que el paro indefinido convocado es un "claro y manifiesto acto de manipulación por parte de los manifestantes". Además, la firma asegura que "cumplirá estrictamente, como viene haciendo hasta la fecha, el convenio colectivo", al tiempo que "lamenta profundamente los daños o inconvenientes que se hayan podido originar a terceras personas".

Consulta aquí más noticias de Pontevedra.