Ante la propuesta de los Presupuestos de la Comunidad Autónoma para el 2011, la Federación de Personas Sordas de la Región de Murcia (Fesormu) ha criticado "el abusivo recorte de subvenciones para la entidad, que le obligará a cerrar sus puertas el 31 de diciembre y dejar a más de 400 personas sordas de la región sin servicios sociales".

Y es que, el recorte asciende a un 90 por ciento respecto al año anterior, lo que significa que de 109.360 euros concedidos en 2010, se ha pasado a 12.000 euros para 2011; "una cifra que hace imposible la supervivencia de la Federación y que afectará gravemente al colectivo de las personas sordas de la región de Murcia y a su movimiento asociativo", según han informado fuentes de la citada organización en un comunicado.

Así, según afirma el presidente de Fesormu, a través del programa de Mantenimiento de Servicios y Actividades, que pretenden "aniquilar de golpe, dejarían a las personas sordas en una situación de exclusión brutal, dejaríamos de tener servicios tan importantes como los intérpretes de lengua de signos para poder ir a un médico o poder firmar un testamento ante un notario y quedaríamos en un estado de aislamiento, por la imposibilidad de acceder a la información que nos rodea en nuestro día a día".

Igualmente, a través de este programa, que viene manteniendo con la Consejería de Política Social desde hace ya 13 años, se pueden atender a cerca de 400 personas en un año. Además, Fesormu ofrece servicios de formación e integración laboral, atención social integral, formación en lengua de signos, asesoramiento a familias y en centros educativos, y soporte a sus asociaciones afiliadas, que no perciben por otras vías más estables este tipo de servicios.

En este sentido, han explicado que la asociación "no recibe ninguna ayuda en virtud de la ley de Dependencia, por lo que el drástico recorte de la subvención supone el fin de su única fuente de financiación".

"Ante esta desesperante situación, y dado que supondrá el fin de los servicios sociales que reciben las personas sordas, Fesormu exige a la Política Social que no se quede al margen y ofrezca una vía de solución para las más de 400 personas afectadas y sus familias", han concluido.

Consulta aquí más noticias de Murcia.