El secretario xeral del PSdeG, Manuel 'Pachi' Vázquez, ha alertado este viernes del "galimatías jurídico" en que está inmerso el concurso eólico dada la "multitud de recursos" que acumula ante el Tribunal Superior de Xustiza de Galicia (TSXG) desde que fuera impulsado por el Gobierno bipartito. Aún así, se ha mostrado favorable a "analizarlo" dando "un margen de confianza" a la Xunta, aunque ha advertido de que no será "maná" y que Galicia "no amanecerá mañana cubierta de soluciones económicas para sus problemas".

En declaraciones a los medios antes de inaugurar unas jornadas sobre empleo, el líder socialista ha recordado que la anterior convocatoria del concurso eólico está recurrida por "la política destructiva del PP" y, tras su anulación por parte del actual Gobierno gallego, por parte de las empresas que habían resultado adjudicatarias. "Que nadie lo olvide", ha enfatizado, para sentenciar que la resolución del concurso "es un paso" que "tiene muchos hándicaps".

Por su parte, los socialistas analizarán "con calma" la documentación para comprobar la "objetividad" del reparto, del que han salido como principales beneficiarias Gas Natural Fenosa, con 339 megavatios, y Norvento (en la que toma parte, indirectamente, Caixa Galicia), con 303. Por el momento, Vázquez ha realizado "hacer un análisis" de ello y ha optado por "dar un margen de confianza", ya que no cuenta con "base" para decir "si está bien o mal hecho".

Pese a ello, ha recalcado que el sistema por el que se distribuyeron los megavatios "era muy discrecional" y, por este motivo, los socialistas harán "un seguimiento" para detectar si se dieron "situaciones raras". En este sentido, el dirigente del PSdeG ha recordado que su partido ya denunció que los criterios de reparto "estaban muy hechos a medida de los grandes grupos económicos ajenos al país".

"Hay que mirarlo, pero es una oportunidad de oro para que los grandes grupos económicos, por ejemplo, Gas Natural, refloten Meirama", ha reflexionado, dada su convicción de que "no hace falta crear muchos más puestos de trabajo" sino "mantener" en la central térmica "los que tiene". "Hay que buscar elementos de compensación", ha concluido.

"ya no hay manás"

En este escenario, el líder de los socialistas gallegos ha advertido de que "nadie" debe esperar "maná" de este concurso eólico, entre otras cosas, "porque ya no hay manás". De este modo, ha aludido a la caída de la demanda energética, a la alteración de las primas a renovables y a la falta de financiación de las empresas para aportar fondos a sus propuestas.

"No tiene nada que ver el concurso eólico de hace dos años que el de este momento", ha abundado, tras apuntar que "corren malos tiempos para financiar renovables" y que "se perdieron 20 meses importantísimos". Así las cosas, ha rechazado las "declaraciones triunfalistas" porque, en el momento actual, "no tienen ninguna base".

"No intento ser un pájaro de mal agüero, pero todo este galimatías jurídico, unido a la caída de la rentabilidad junto a la falta de financiación, nos tiene que obligar a todos a ser, por lo menos, prudentes", ha señalado, tras desvelar que habló con varios de los beneficiarios del reparto y "cuestionan muy mucho si serán capaces de ejecutar las adjudicaciones".

Al hilo de lo anterior, el jefe de filas del PSdeG ha afirmado que "no" se cree los planes de las empleas y la generación de puestos de trabajo asociados, por lo que ha reiterado que "no se pueden vender fuegos artificiales" a los gallegos, ya que el concurso eólico tendrá "muy poca incidencia a corto y medio plazo".

Consulta aquí más noticias de A Coruña.