Congreso Lengua
El Rey Juan Carlos saluda al Premio Nobel de Literatura Gabriel García Márquez durante un Congreos de la Lengua Española. EFE

El español aporta a la economía de España un 16% de su riqueza, una proyección con efecto "multiplicador" en los intercambios comerciales y en los flujos migratorios, según un estudio presentado este viernes en Madrid.

'El español. Lengua global. La economía' es el título del trabajo dado a conocer en la sede del Instituto Cervantes de la capital española y en el que han colaborado además la Fundación Telefónica y la editorial Santillana.

El trabajo, dirigido por el profesor José Luis García Delgado, es una amplia investigación que tiene en cuenta numerosas variables para definir "el valor económico de una lengua que en España genera 2,3 millones de puestos de trabajo", explicó la directora del Cervantes, Carmen Caffarel.

Se trata, añadió, de una lengua que hablan más de 400 millones de personas en todo el mundo, quienes aportan "beneficios" a la economía. El director del trabajo destacó, en este sentido, que el español "aumenta su valor" en relación a los millones de personas que lo utilizan como vehículo de comunicación.

Los expertos, no obstante, consideran insuficiente la presencia del español en los foros internacionalesJosé Luis García Delgado subrayó además como esta lengua se ha convertido en el segundo vehículo de comunicación internacional y la más utilizada en Internet después del inglés. Esa posición, consideró Delgado, la otorga "un extraordinario valor en el ámbito económico y en su proyección internacional".

En cuanto a cifras referentes a España precisó que su contribución al Producto Interior Bruto (PIB) se cifra en el 16%, con efecto "multiplicador" en las transacciones comerciales y los flujos migratorios.

En este ámbito, matizó, que el uso del español supone un ahorro del 50% en los costes de las transacciones cuando los negocios se llevan a cabo en países que comparten una lengua. Además destacó que los flujos migratorios registrados en España han sido "tres veces superiores" a los que se hubieran dado si el español no fuese la lengua común en este país y en América Latina.

José Luis García, no obstante, consideró insuficiente la presencia del español en los foros internacionales y abogó por que sea considerado "una cuestión de Estado". Una sugerencia a la que se adhirió el secretario general iberoamericano, Enrique Iglesias, quien también se mostró partidario de que esta herramienta se convierta en un asunto de "política de Estado".

Enrique Iglesias destacó la labor que desempeña en Cervantes, al construir "un tejido capilar" con la enseñanza del español en sus centros repartidos por los cinco continentes que contribuye a la proyección internacional de la comunidad hispana. Y a esa proyección internacional también aludieron los representantes de la Fundación Telefónica y de la editorial Santillana, presentes en el acto.