El Instituto Vasco de la Mujer (Emakunde) ha asegurado que el expediente sobre las animadoras de los equipos de baloncesto quedó cerrado con "la sugerencia de programar actividades de todo tipo".

En un comunicado, Emakunde ha recordado que envió misivas a los tres clubes vascos de baloncesto como consecuencia de las quejas ciudadanas recibidas en la Defensoría para la Igualdad de Mujeres y Hombre, que propiciaron la apertura del citado expediente.

En concreto, este expediente sobre las animadoras femeninas en los partidos de baloncesto surgió como consecuencia de una denuncia ciudadana realizada en noviembre de 2009, a la que han seguido otras diez quejas desde esa fecha hasta la actualidad, referidas a una presunta discriminación por razón de sexo en el deporte, debido a que en los descansos de los partidos grupos de jóvenes animadoras salen a bailar en el centro de la pista.

A consecuencia de esta primera denuncia y de las quejas posteriores, Emakunde envío sendas misivas a los tres clubes vascos de baloncesto (Saski Baskonia, Gipuzkoa Basket y Bilbao Basket) informándoles de las quejas existentes y "sugiriéndoles que programen actuaciones de todo tipo, respetando la presencia equilibrada de mujeres y hombres en la oferta cultural que amenice los partidos de baloncesto". Emakunde ha explicado que, tras el envío de estas cartas a los clubes de baloncesto, quedó cerrado el expediente.

En estas misivas, Emakunde explicaba que entiende que los espectáculos que se exhiban han de ser de todo tipo: desde los típicamente infantiles con atracciones para niños, hasta para hombres y mujeres adultos, no siendo aceptable que tengan mayor preponderancia los espectáculos destinados a un determinado sector del público, como pudiera ser el de las cheerleaders femeninas que tienen más aceptación en el sector adulto masculino.

Admeás, aclaraba en la misiva que no es intención de la Defensoría ni de Emakunde que los equipos de cheerleaders femeninas hayan de ser desterrados de las canchas de baloncesto, sino que se trata de cumplir y tener siempre presentes los mandatos establecidos por el ordenamiento jurídico en materia de igualdad de género.

Consulta aquí más noticias de Vizcaya.