La Xunta ha pedido este viernes a Povisa que "cumpla su compromiso" y no presente un expediente de regulación de empleo (ERE) vinculado a la renovación del concierto sanitario con el Sergas, toda vez que la Consellería de Sanidade ha atendido a la "exigencia" del hospital vigués de emitir una resolución —aprobada este jueves en Consello— para garantizar que se prorroga el actual concierto mientras se negocia el nuevo.

En declaraciones a los medios tras reunirse con el comité de empresa, la delegada territorial de la Xunta, Lucía Molares, ha explicado que el Gobierno gallego ha cumplido ese requisito solicitado por Povisa, por lo que "no tiene justificación" un ERE basado en la extinción del convenio.

En todo caso, Molares ha precisado que "si Povisa presenta un ERE con cualquier otra justificación, se analizará", del mismo modo que se analizan los expedientes presentados por cualquier empresa.

La delegada territorial ha confirmado que la Xunta todavía no ha recibido una notificación por parte de Povisa, en la que se descarte por completo la regulación de plantilla, aunque ha matizado que, en la actualidad, con la prórroga del convenio, se mantienen las mismas condiciones que cuando se firmó —en el año 2000—. TRABAJADORES

Los miembros del comité de empresa han mostrado su "temor" de que el hospital pretenda vincular el nuevo concierto con una reducción de plantilla. Según ha apuntado la delegada de la CIG, Chus Neira, la empresa "no acepta" el modo en que se ha elaborado la resolución de prórroga por parte de Sanidade, porque quiere incluir "la posibilidad del ERE".

A ese respecto, ha insistido en que cualquier acuerdo futuro entre el Sergas y Povisa debe recoger que no haya una disminución de personal "en ninguna categoría", y han pedido a la dirección del hospital "que diga qué es realmente lo que quiere".

Consulta aquí más noticias de Pontevedra.