Penélope Cruz
Penélope Cruz acude a un acto, en una imagen de archivo. ARCHIVO

A dos meses de dar a luz en Madrid a su primer hijo, Penélope Cruz se convierte en la chica de portada del próximo número de la revista Vogue, en su edición española. La actriz, que cuenta los días que faltan para tener en brazos a su bebé, se muestra muy bien, habla de su experiencia en Piratas del Caribe IV y de la imagen que se tiene de España fuera de nuestras fronteras, además de insistir en su rechazo hacia la prensa del corazón.

La pirata más atractiva de la gran pantalla ha tocado tierra en Madrid. Entre escena y escena de la saga del Caribe, Penélope Cruz se ha escapado a su ciudad natal donde dará a luz a su primer hijo dentro de dos meses. Con una vida de cine, su alma de libertad, celosa de su intimiadad y defensora a ultranza de su vida, la actriz española ha concedido una exclusiva entrevista a la citada revista.

La prensa rosa se alimenta de la violación del derecho a la intimidad

"Me siento muy bien, muchas gracias. Muy, muy feliz, y con muchísima ilusión". Estas son las únicas palabras que pronuncia Pe sobre su vida privada, la misma que ha suscitado constantes rumores, expectación y una creciente persecución mediática. Por eso Cruz insiste en que le "parece muy peligroso, cada día más, el creciente 'culto al cotilleo' y la telebasura en nuestro país".

"En gran parte de los casos, la prensa del corazón se alimenta de la violación de un derecho esencial, el derecho a la intimidad de los personajes públicos (...) Estoy convencida de que afecta a nuestro país desde un punto de vista moral, intelectual, informativo, cultural y educativo. Se confunde constantemente la libertad de expresión con una especie de devoción fundamentalista hacia este tipo de información, cuyo contenido es, sobre todo, la mentira y el insulto", declaró.

El rodaje, una aventura

Pero ni esto, ni su sorprendente embarazo, ha conseguido paralizar el rodaje del año, Piratas del Caribe IV, una gran superproducción sobre la que Penélope asegura que "nunca había hecho una película tan grande, ni tan larga. Es como vivir unos meses en un parque de atracciones. Barcos gigantescos, sirenas, islas desiertas, selvas, localizaciones en cuatro países distintos, en fin... ¡Una gran aventura!".

Interpreto a la hija del pirata más peligroso de todos los tiempos y ex de Jack Sparrow

Junto a la entrevista de la actriz española en la revista Vogue, encontramos unas instantáneas del prestigioso fotógrafo Peter Lindbergh. "Me gusta mucho cómo retrata Peter Lindbergh nuestro país (...) Cuando viajo, encuentro todos los días a gente que ha visitado nuestro país y se ha enamorado de él: de su belleza, su cultura, su gente, su cocina... Es un país muy especial", confesó Penélope.

Y es que a la actriz le "encanta España y vivir parte de mi vida aquí, aunque pase mucho tiempo fuera. Cuando no estoy en mi país, lo echo muchísimo de menos". En cuanto al cine, Penélope Cruz no puede pasar por alto un nombre, Pedro Almódovar, su alma gemela profesional "y el único con el que trabajaría, si tuviera que ser sólo uno".

"En el cine español no falta ni talento ni creatividad, pero sí más apoyo", reivindica la actriz que, además, apunta a que "el hecho de que España sea uno de los países europeos donde más se practica la piratería no ayuda nada".

Finalmente, Pe explica cuál es su papel en la saga de piratas: "Interpreto a Angélica, la hija del pirata más peligroso de todos los tiempos y ex-amante de Jack Sparrow, con el que tiene aún muchos asuntos sin resolver. Es una mujer muy interesante, aunque no puedes confiar en ella. Tiene una mente pirata y para ella todo es negociación, pero está obsesionada con encontrar la verdad en las cosas. Tiene dos caras muy interesantes".

A dos meses de dar a luz en Madrid a su primer hijo, Penélope Cruz se convierte en la chica de portada del próximo número de la revista Vogue, en su edición española. La actriz, que cuenta los días que faltan para tener en brazos a su bebé, se muestra muy bien, habla de su experiencia en Piratas del Caribe IV y de la imagen que se tiene de España fuera de nuestras fronteras, además de insistir en su rechazo hacia la prensa del corazón.

La pirata más atractiva de la gran pantalla ha tocado tierra en Madrid. Entre escena y escena de la saga del Caribe, Penélope Cruz se ha escapado a su ciudad natal donde dará a luz a su primer hijo dentro de dos meses. Con una vida de cine, su alma de libertad, celosa de su intimiadad y defensora a ultranza de su vida, la actriz española ha concedido una exclusiva entrevista a la revista Vogue.

"Me siento muy bien, muchas gracias. Muy, muy feliz, y con muchísima ilusión". Estas son las únicas palabras que pronuncia Pe sobre su vida privada, la misma que ha suscitado constantes rumores, expectación y una creciente persecución mediática. Por eso Cruz insiste en que le "parece muy peligroso, cada día más, el creciente "culto al cotilleo" y la telebasura en nuestro país".

"En gran parte de los casos, la prensa del corazón se alimenta de violación de un derecho esencial, el derecho a la intimidad de los personajes públicos (...) Estoy convencida de que afecta a nuestro país desde un punto de vista moral, intelectual, informativo, cultural y educativo. Se confunde constantemente la libertad de expresión con una especie de devoción fundamentalista hacia este tipo de información, cuyo contenido es, sobre todo, la mentira y el insulto", declaró.

Pero ni esto, ni su sorprendente embarazo, ha conseguido paralizar el rodaje del año, Piratas del Caribe IV, una gran superproducción a la altura de Penélope, que "nunca había hecho una película tan grande, ni tan larga. Es como vivir unos meses en un parque de atracciones. Barcos gigantescos, sirenas, islas desiertas, selvas, localizaciones en cuatro países distintos, en fin... ¡Una gran aventura!".

LA MEJOR EMBAJADORA DE ESPAÑA

Junto a la extensa entrevista de la actriz española en la revista Vogue, encontramos unas increíbles instantáneas del prestigioso fotógrafo Peter Lindbergh retratando a otras estrellas de nuestro país como el futbolista Iker Casillas, su ex novia Eva González, el torero Cayetano Rivera o los actores Miguel Ángel Silvestre, Paz Vega y Maribel Verdú.

"Me gusta mucho cómo retrata Peter Lindbergh nuestro país (...) Cuando viajo, encuentro todos los días a gente que ha visitado nuestro país y se ha enamorado de él: de su belleza, su cultura, su gente, su cocina... Es un país muy especial", confesó Penélope.

Y es que a la actriz le "encanta España y vivir parte de mi vida aquí, aunque pase mucho tiempo fuera. Cuando no estoy en mi país, lo echo muchísimo de menos". En cuanto al cine, Penélope Cruz no puede pasar por alto un nombre, Pedro Almódovar, su alma gemela profesional "y el único con el que trabajaría, si tuviera que ser sólo uno".

"En el cine español no falta ni talento ni creatividad, pero sí más apoyo", reivindica la actriz que, además, apunta a que "el hecho de que España sea uno de los países europeos donde más se practica la piratería no ayuda nada".

Finalmente, Pe explica cuál es su papel en la saga de piratas: "Interpreto a Angélica, la hija del pirata más peligroso de todos los tiempos y ex-amante de Jack Sparrow, con el que tiene aún muchos asuntos sin resolver. Es una mujer muy interesante, aunque no puedes confiar en ella. Tiene una mente pirata y para ella todo es negociación, pero está obsesionada con encontrar la verdad en las cosas. Tiene dos caras muy interesantes".