El presidente de Caja Inmaculada (CAI), Juan María Pemán, y el presidente de la Cámara de Comercio e Industria de Zaragoza, Manuel Teruel, han suscrito este viernes un convenio de colaboración para la creación del programa 'E!cai', con el objetivo de apoyar nuevos proyectos empresariales y ayudar en la creación de empleo en Aragón.

Según ha informado Pemán en una rueda de prensa en Zaragoza, este programa está dotado con 200.000 euros con cargo a la Obra Social de CAI y podrán utilizarlo las nuevas pymes y autónomos cuyo inicio de actividad se haya producido entre el 1 de enero y el 31 de diciembre de 2010 en la Comunidad.

Los empresarios podrán recibir un apoyo máximo de 6.000 euros, de manera que se abonará el importe de las dos primeras nóminas mensuales de hasta 1.000 euros y de un máximo de tres nuevos trabajadores. Los emprendedores deben tener residencia fiscal en Aragón y haber formalizado contratos, de una duración mínima de doce meses por trabajador, en 2010.

Entre los requisitos, "se valorará en especial que sea el primer empleo del nuevo contratado y que se haga de manera indefinida, que sean puestos ubicados en zonas rurales o de menor desarrollo, que pertenezcan al sector de la I+D y que cuenten con un proyecto viable económicamente, sólido y sostenible", ha enumerado Pemán.

El plazo de presentación de solicitudes permanecerá abierto hasta el 15 de febrero de 2011. El modelo de solicitud y las bases del programa están disponibles en las 'webs' institucionales de CAI y de la Cámara de Comercio. Una vez cumplimentada, la solicitud debe presentarse en cualquier oficina de CAI o en la sede de la Cámara.

Pemán, que ha reconocido que "es una cosa modesta, si bien poco a poco se puede hacer mucho", ha informado de que para la concesión y seguimiento de las ayudas se ha creado una comisión mixta de la que formarán parte representantes de ambas instituciones, mientras que los fallos se harán públicos antes del 30 de abril de 2011.

Colaboración consolidada

El presidente de CAI ha incidido en que "este programa se enmarca en una línea de colaboración consolidada entre CAI y la Cámara de la que nos sentimos orgullosos". "CAI desde siempre ha tenido sensibilidad para apoyar el desarrollo económico del territorio y la creación de empleo", ha indicado, al tiempo que ha agregado que, si bien el problema del paro "se hace difícil que pueda resolverse pronto, todos tenemos que hacer lo que podamos".

Juan María Pemán ha expuesto que, desde hace 30 años, la actuación de la Caja para impulsar el desarrollo económico y social en su área de actuación tiene "varias patas" como el departamento de empresas con productos específicos, las participaciones empresariales en 154 sociedades con una inversión de 483 millones de euros, formación de directivos a través de la Escuela de Negocios de CAI, o la participación en la Fundación Emprender Aragón, entre otras.

Por su parte, el presidente de la Cámara de Comercio e Industria de Zaragoza, Manuel Teruel, ha agradecido a CAI la firma del convenio "en un periodo de crisis global en un país donde casi todo son pymes" y ha opinado que se trata de "un proyecto sencillo pero directo a la línea de flotación de la salida de la crisis".

Teruel ha afirmado que los emprendedores son "el tesoro más grande de un país" y ha relatado que, en lo que llevamos de año, la Cámara de Zaragoza ha atendido 1.300 consultas de emprendedores en la provincia y ha realizado 235 estudios de viabilidad. La Ventanilla Única Empresarial ha tramitado la creación de 222 empresas.

Casi la mitad de los emprendedores, el 48 por ciento, tienen entre 25 y 35 años y el 58 por ciento ha cursado estudios universitarios. El 56 por ciento de las personas interesadas en montar una empresa se encuentre en desempleo desde hace menos de un año.

Los emprendedores zaragozanos están optando en 2010 por poner en marcha comercios y negocios de servicios tradicionales. Entre las iniciativas más frecuentes se encuentran negocios relacionados con la belleza y la cosmética, tiendas de alimentación, panaderías, venta de productos congelados, comidas preparadas, verdulerías y producto gourmet, así como negocios de hostelería y restauración como bares y restaurantes.

Acceso al crédito

Por otro lado, tanto Juan María Pemán como Manuel Teruel se han referido a las quejas de los empresarios ante la dificultad de acceder al crédito por parte de las entidades financieras en un momento de crisis.

El presidente de CAI ha asegurado que esta caja "está deseosa de dar crédito y tiene liquidez". "Tenemos que ser rigurosos porque venimos de una etapa en la que ha habido ciertos excesos, pero también a las empresas les cuesta embarcarse, por ejemplo, en la renovación de los bienes de equipo, si que necesitan circulante, pero creo que somos sensibles para apoyar, nuestro objetivo era aumentar la cartera de créditos y no lo hemos conseguido", ha reconocido.

Ha añadido que sería insensato promover empleo por un lado y permitir que se destruya el que ya existe por otro. Queremos apoyar el tejido empresarial y que, por nuestra parte, no introduzcamos elementos de dificultad", ha aseverado.

Por su parte, el presidente de la Cámara de Comercio e Industria de Zaragoza ha reconocido que no ha recibido "ni una sola queja de CAI". "Las cajas de ahorros aragonesas en general están teniendo una conducta de infinita más sensibilidad, si bien representan un porcentaje pequeño del sistema financiero", ha indicado.

Teruel ha expuesto que "sin embargo, sí hay una gran dureza en las condiciones para renovar crédito y hay entidades que no renuevan por principio porque estamos a final de año y es hora de hacer balances, la crisis financiera internacional no ha terminado, estamos todos pendientes de qué solución se da a Irlanda, hay problemas muy grandes que afectan a la financiación de las entidades mundiales y lógicamente a las españolas, el sistema financiero internacional sigue en aguas movedizas y eso afecta al español con entidades que están siendo más restrictivas, pero las aragonesas están respondiendo con mayor sensibilidad", ha expuesto.

Además, ha afirmado que "las empresas que generan Producto Interior Bruto son a las que hay que dar más asistencia, no se les puede restar la capacidad de financiación porque son las que nos mantenían y las que nos sacarán de la crisis". "El empleo público es redistribución de renta, para las cuentas del Estado es lo mismo que pagar desempleo, la clave del país es generar empleo que genere PIB sólo distribuir renta no permite avanzar".

Consulta aquí más noticias de Zaragoza.