El Instituto de Biomedicina de Sevilla (IBIS), un edificio que ocupa 8.196 metros cuadrados y que se asienta dentro del complejo hospitalario Virgen del Rocío de la capital, se inaugura definitivamente este viernes, según han confirmado a Europa Press fuentes sanitarias. De esta forma, los 25 grupos de investigación que conformarán el IBIS, lo que supone alrededor de 300 especialistas, podrán trabajar ya a pleno rendimiento en este espacio antes de que finalice el presente año.

Al frente de estas nuevas instalaciones, que previsiblemente inaugurará el presidente de la Junta de Andalucía, José Antonio Griñán, estará el eminente investigador en enfermedades neurodegenerativas José López Barneo, experto en Parkinon y galardonado, entre otros muchos premios, con el Jaime I de Investigación Científica. De hecho, en estas instalaciones se desarrollarán investigaciones relacionadas con el Parkinson, el Alzheimer, la isquemia cerebral y la neuropsicofarmacología.

También tendrán cabida estudios sobre patologías infecciosas, del sistema inmunitario, de tipo cardiovascular y respiratorio, sobre cáncer y patología molecular y la genética humana.

Además, albergará trabajos horizontales sobre tecnologías relacionadas con genes, células y tejidos —técnicas de terapia celular—, desarrollo de animales genéticamente modificados, 'biochips' y estudios en áreas emergentes como la ingeniería biomédica.

Cuatro grandes áreas de estudio

Todas estas investigaciones se agruparán en cuatro grandes áreas de estudio: enfermedades infecciosas y del sistema inmunitario; neurociencias; oncohematología y genética; y patologías cardiovasculares, respiratorias y otras de tipo sistémico.

Este centro, además, asumirá los anteriores laboratorios de Investigaciones Biomédicas y de Terapia Celular y Medicina Regenerativa ubicados en el mismo Hospital Virgen del Rocío.

El nuevo edificio goza de una inversión de 8,5 millones de euros, procedentes en un 70 por ciento de los Fondos FEDER concedidos a la Universidad de Sevilla y un 30 por ciento cofinanciados por la Consejería de Economía, Innovación y Ciencia.

A esta cantidad se suman unos dos millones aportados por la Consejería de Salud, correspondientes a equipamiento e infraestructuras; 2,1 (de la Universidad de Sevilla e Innovación) correspondientes a los equipos que ya están actualmente en el Laboratorio de Investigaciones Biomédicas, y hasta 1,5 millones del CSIC para mobiliario y equipamiento científico. Por ello, el coste total del centro, con equipamiento e infraestructuras, podrá alcanzar los 14,1 millones de euros.

Los órganos funcionales del IBIS se crearon tras la firma, en 2006, del acuerdo de constitución entre la Junta de Andalucía, el Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC) y la Universidad de Sevilla.

Una vez esté funcionando a pleno rendimiento, albergará a unos 25 grupos de investigación, que tendrán un promedio de ocho personas, lo que unido a investigadores visitantes y al personal de administración y auxiliares, podrá elevar el número de trabajadores hasta los 200. Estos grupos de investigación básica trabajarán estrechamente con los 300 investigadores pertenecientes al Virgen del Rocío, por lo que, en total, serán 500 los profesionales que conformarán su tejido investigador.

Consulta aquí más noticias de Sevilla.