«Todos nuestros gobiernos han tenido su propio ‘caso Paesa’»

En 1998, Francisco Paesa, buscado por la Justicia española por su vinculación a los tejemanejes del ex director de la Guardia Civil Luis Roldán, era dado por muerto.
.
.
Foto
El pasado noviembre, su pista reaparecía en Francia. Manuel Cerdán analiza al personaje en Paesa: el espía de las mil caras (Plaza & Janés).

¿Quién es Paesa?

Un personaje camaleónico que ha pisado en todos los charcos desde que en 1968 intentara estafar a Teodoro Obiang en Guinea, hasta que en 1998 simuló su muerte. Colaboró con los GAL, vendió armas a ETA, colaboró en la fuga y entrega de Roldán...

¿Cómo explica la existencia de este personaje?

El poder siempre necesita de este tipo de mercenarios, que viven al filo de la navaja en las cloacas del Estado. Recuerde que en los 90, Paesa presionó a un testigo en el proceso de los GAL.

¿Cómo ha logrado hacerse el muerto tanto tiempo?

Lo hemos encontrado después de una gran investigación. A los políticos les ha venido bien que pareciera muerto. Muchos estaban en activo durante los peores manejos de Paesa. Ningún juez se ha dirigido a nosotros para pedir información sobre su paradero. Sus causas están archivadas y sus delitos prescritos, porque su muerte simulada paró el proceso.

¿Hay otros Paesa en activo?

Sí, aunque no nos enteramos. Lo raro es que lográramos sacar a la luz en 1995 todo lo de los GAL. Los políticos ya amortizaron aquel caso y a nadie le interesa ahora, pero estos escándalos son cíclicos: la colza, el Nani, los GAL, el Prestige, el 11-M... Cada gobierno ha tenido su caso Paesa.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento