El portavoz del Grupo Popular en la Diputación de Córdoba, Luis Martín, ha anunciado este domingo que su grupo defenderá a los ciudadanos de la provincia ante "los agravios y lesiones de la Ley de Aguas para Andalucía", por lo que en Pleno propondrá "rechazar su aplicación".

En un comunicado, el popular ha asegurado que la ley "lesiona el principio de autonomía local consagrado en la Constitución Española y en la Carta Europea de Autonomía Local, al afectar a una competencia propia y servicio mínimo obligatorio atribuido a los municipios", aplicando un canon al que "obliga la Junta de Andalucía para financiar obras de depuración de competencia autonómica", ha afirmado Martín.

De esta forma, entiende que esta ley es "puramente recaudatoria, que no implica una gestión más eficaz y austera del recurso y que consolida un entramado burocrático injustificadamente extenso y por la propia indefinición del texto, profundamente ineficaz".

Y es que, ha dicho, la Junta de Andalucía persigue con esta ley "la creación de nuevas figuras tributarias de manera meramente recaudatoria sin priorizar por ejemplo en el ahorro del consumo de agua". Así, ha criticado, "a partir de ahora en Andalucía estará el canon de mejora —local—, el canon de mejora para infraestructuras de depuración —autonómico— y el canon de servicios generales, además del canon de regulación y tarifa de utilización del agua".

Además la propia Diputación provincial de Córdoba "subirá el precio del agua y sigue manteniendo el canon propio de depuración /vertido". El canon de depuración de la Junta, que entra en vigor el 1 de enero de 2011, "servirá para financiar las depuradoras y colectores supramunicipales que sean declarados obras de interés por la Comunidad", ha mencionado el diputado popular.

Para Martín, "la gran novedad es que las pérdidas también tributarán y que los municipios pierden la posibilidad de desarrollar su suelo y las ayudas para la mejora de infraestructuras de la Junta, debiendo además redactar y ejecutar un plan de actuación para mejorar el rendimiento".

Asimismo, ha señalado que el canon de servicios generales entrará en vigor en un año "para financiar los gastos de la Administración andaluza del agua y, sin embargo, no se contempla cómo se van a financiar las infraestructuras necesarias para el abastecimiento en alta —fuentes de suministro, transporte, potabilización y almacenamiento—, ni para la prevención de inundaciones".

Por último, el popular ha criticado que no entiende cómo en este momento, con 118.000 parados en la provincia de Córdoba y más de un millón en Andalucía, desde la Junta se suben los impuestos, atentando contra los ciudadanos, contra los sectores productivos de la economía andaluza, de forma especial a la agricultura, a la industria y al turismo, entre otros", ha concluido Martín.

Consulta aquí más noticias de Córdoba.