Unas 2.495 personas han formalizado en Castilla-La Mancha su declaración de voluntades anticipadas desde su puesta en marcha hace cuatro años, lo que supone una tasa de 12 declaraciones por cada 100.000 habitantes, según datos de la Consejería de Salud y Bienestar Social a 21 de octubre de 2010.

El titular de este documento deja por escrito las instrucciones sobre el cuidado y el tratamiento que desea recibir o no en aquellas situaciones de enfermedad irreversible en la que se vean incapacitados para manifestar su voluntad al equipo sanitario que le atiende o a sus familiares, siempre que esas instrucciones no contravengan el ordenamiento jurídico o la buena práctica médica, ha informado la Junta en nota de prensa.

Por provincias, Toledo es la que cuenta con mayor número de declaraciones de voluntades anticipadas, con un total de 814, lo que supone el 32% del total de las inscripciones registradas, seguida de Ciudad Real, 591 (23,2%); Albacete, 569 (22,4%); Guadalajara, 347 (13,7%) y Cuenca, 174 (6,8%). Las 47 restantes son de personas residentes en otras comunidades autónomas.

Si se analiza por tasa de habitantes, Albacete es la provincia con mayor tasa, con un 14,2 por cada 100.000 habitantes, seguida de Guadalajara, 14,1; Toledo, 11,8; Ciudad Real, 11,2 y Cuenca, con 8 por cada 100.000 habitantes.

Más mujeres

Seis de cada diez personas inscritas en el registro son mujeres (1.524 frente a 1.018 declaraciones inscritas por hombres) y ocho de cada diez tienen entre 30 y 74 años.

Además, cuatro de cada diez se han declarado donante de órganos. Por sexo, las mujeres son las más dispuestas a donar sus órganos, un 44% del total de las declarantes, mientras el porcentaje de hombres es del 41% del total de declarantes masculinos.

En este punto, en 2009 y en lo que llevamos de 2010 el porcentaje de declarantes que refleja en el documento su disposición a ser donante de órganos una vez fallecido es superior a los que no lo reflejan. Este porcentaje ha pasado del 25,8 por ciento del total de las declaraciones inscritas en 2007 al 53,8% en lo que se lleva de 2010.

Por oro lado, 305 personas, es decir, el 12% de las declaraciones inscritas, han donado su cuerpo para la investigación y la docencia con un aumento progresivo de esa opción. Así, en 2007 el porcentaje de donantes de cuerpo era del 5,8%; en 2009 el 15,1% y en lo que llevamos de 2010, el 16%

En ocho hospitales

El registro de voluntades anticipadas de Castilla-La Mancha es un registro único para toda la comunidad autónoma con puntos de inscripción y archivo en las cinco delegaciones provinciales de Salud y Bienestar Social, en los hospitales de Hellín, Villarrobledo, Almansa, Alcázar de San Juan, Manzanares, Valdepeñas, Tomelloso, Puertollano y en el Instituto de Ciencias de la Salud de Talavera de la Reina.

Los médicos del Servicio de Salud de Castilla-La Mancha pueden consultar la declaración desde cualquier hospital o centro de salud. Para otros facultativos, -incluidos los de otras comunidades autónomas- se dispone, de forma provisional, mientras se habilita el acceso con firma electrónica, de un protocolo especial para la consulta a través de los puntos de registro o del 112.

Además, desde el pasado mes de junio está sincronizado on line con el Registro Nacional de Instrucciones Previas lo que permite que las declaraciones inscritas en Castilla-La Mancha puedan ser consultadas por médicos de otras comunidades autónomas y viceversa.

Por tanto, el registro está totalmente informatizado, con las salvaguardas previstas en materia de protección y confidencialidad de los datos, quedando registrada la identidad de cada persona que consulta.

Desde la Consejería de Salud y Bienestar Social se organizan cada año jornadas formativas para los profesionales relacionados con el Registro de Voluntades Anticipadas de Castilla-La Mancha. El último se ha celebrado esta semana en Talavera de la Reina (Toledo) con ponencias, talleres prácticos e intercambio de experiencias en la región. MODIFICADO,

Sustituido o revocado

Este documento puede ser modificado, sustituido o revocado en cualquier momento, siempre que se cumplan los requisitos exigidos para su formalización. Así, el último documento otorgado será el válido.

La declaración puede inscribirse de forma personal o con poder notarial en cualquiera de los puntos de registro y archivo de la región. Por otro lado, las personas incapacitadas pueden solicitar la inscripción en su domicilio. También existe la opción para los ciudadanos que lo deseen hacerlo ante un notario o ante tres testigos autorizados.

En ese sentido, siete de cada diez declarantes inscritos en el registro nombra representante y el 96% formalizó la declaración ante un funcionario. El número de las firmadas ante testigos asciende a 61 y ante notario, 32.

El registro forma parte del desarrollo de la Ley de Voluntades Anticipadas aprobada en junio de 2005 por las Cortes regionales, un nuevo derecho promovido por el Gobierno de Castilla-La Mancha que refuerza la autonomía del ciudadano como paciente, con el objetivo de poder tener una vida digna hasta el final.

Consulta aquí más noticias de Toledo.