Sede de la ONU en EE UU
Sede de la ONU en EE UU. EP / REUTERS

Irán quedó este miércoles fuera del consejo de administración de la nueva agencia de la ONU para la mujer (ONU Mujeres), aunque la elección de Arabia Saudí y Libia no disipó la preocupación de que algunos países traten de obstaculizar la puesta en marcha de la nueva entidad. Irán recibió el respaldo de 19 países

Teherán tuvo el menor número de votos en la elección celebrada entre los 54 miembros del Consejo Económico y Social de Naciones Unidas (ECOSOC) para seleccionar a los 41 integrantes del órgano de gobierno de la entidad dirigida por la chilena Michelle Bachelet.

Irán recibió el respaldo de 19 países, lejos de los 36 obtenidos por Timor Oriental, que ganó la última de las 10 plazas disponibles para los países asiáticos.

Otros candidaturas que también consiguieron ser elegidas fueron las de España, Argentina, México y Perú, entre otras. Lo mismo ocurrió con Arabia Saudí y Libia, que a pesar de resultar también polémicas, consiguieron su selección automática por falta de competencia en sus respectivos grupos.

Empezar con buen pie

Para la embajadora de EE UU ante la ONU, Susan Rice, el resultado de la votación de este miércoles "permitirá que la institución inicie con buen pie y cimientos sólidos su andadura, por lo que celebramos el resultado".

No era un secreto nuestra preocupación acerca de que la posible presencia de Irán iba a ser un mal augurio

"No era un secreto nuestra preocupación acerca de que la posible presencia de Irán iba a ser un mal augurio para la puesta en marcha de la agencia", indicó Rice, quien al mismo tiempo reconoció que "hay varios países que se unirán al consejo de ONU Mujeres que tienen un historial en materia de derechos de la mujer y derechos humanos poco estelares".

La derrota de Irán fue recibida también con alivio por las organizaciones de derechos humanos, ya que Teherán tenían su elección asegurada hasta el martes porque en su grupo regional había el mismo número de candidaturas que de plazas disponibles.

Sin embargo, la entrada en el último momento de Timor Oriental obligó a celebrar una elección para determinar los representantes del grupo asiático, que Teherán finalmente perdió.

Irán se ha convertido en un símbolo de la opresión de la mujer en todo el mundo

"Pensábamos que la candidatura de Irán era casi una provocación porque se han convertido en un símbolo de la opresión de la mujer en todo el mundo", dijo el portavoz de Human Rights Watch (HRW), Philippe Bolopion, quien agradeció el gesto "valeroso" de Timor Oriental de romper el consenso en el grupo asiático que beneficiaba a Teherán.

Por otro lado, lamentó que se permitiera a Arabia Saudí "comprar su entrada al consejo de administración de ONU Mujeres", aunque resaltó que su presencia incrementará la atención respecto a la situación de los derechos de la mujer en ese país árabe.

Promoción de la igualdad de género

El embajador español ante la ONU, Juan Antonio Yáñez-Barnuevo, destacó que la nueva entidad proporcionará "mayor coherencia, visibilidad y eficacia a las labores del sistema de las Naciones Unidas a favor de la promoción de la igualdad de género y empoderamiento de la mujer en todo el mundo". España es uno de los mayores contribuyentes al Fondo de Naciones Unidas para la Mujer

España ocupará un puesto durante los próximos tres años ya que es uno de los mayores contribuyentes al Fondo de Naciones Unidas para la Mujer (Unifem) y el Instituto para la investigación en capacitación en cuestiones de género (Instraw), que a partir de ahora se integrarán en la nueva agencia.

Para Yáñez-Barnuevo, el respaldo logrado por la candidatura española "se trata de un reconocimiento internacional más al fuerte compromiso con las políticas de género que España ha venido sosteniendo los últimos años".

La nueva institución, que empezará a funcionar desde principios del próximo año, en principio contará con un presupuesto de 500 millones de dólares, que es el doble del que actualmente tienen los cuatro organismos que lo integran, y procederá de las contribuciones voluntarias de los estados miembros.