La sede de la Fundación Sophia de Palma acoge, hasta el próximo día 9 de diciembre, una exposición sobre la cultura maya que ha sido creada por los voluntarios culturales de su taller de Bellas Artes, en la que destacan reproducciones de frescos, máscaras funerarias y maquetas de los sitios arqueológicos más conocidos del mundo maya como México, Guatemala, Honduras o El Salvador.

La muestra, que se podrá visitar de 18.00 a 22.00 horas en el número 3 de la calle Jaime Ferrer, contiene una reproducción a escala de los frescos de una de las cámaras de Bonampak, así como de diferentes templos como el del Sol, de las Inscripciones, del complejo de los Templos de la Cruz de Palenque, o del juego de pelota y la escalinata jeroglífica de Copán.

También se puede admirar una reproducción de los marcadores de juego de pelota y del disco solar de mosaicos de turquesas de Chichén Itzá, una variedad de piezas de barro de varias deidades mayas o el busto del Rey Pakal, entre otros.

Según el presidente de la Fundación, Francis J. Vilar, la muestra propone un "acercamiento a la sorprendente civilización maya, su idiosincrasia, arte, vida y filosofía". "Comienza a descubrirse con profundidad todos los aspectos destacados que llevaron a los mayas a alcanzar tan impresionantes logros".

Los voluntarios del taller de Bellas Artes de la Fundación Sophia han preparado, bajo la dirección de la directora de la Academia de Arte Renacimiento y comisaria de la muestra, Mónica Gutiérrez, las reproducciones, máscaras y maquetas de los principales centros ceremoniales desde hace dos años.

Durante la elaboración de la muestra, los estudiantes han profundizado en el valor histórico y simbólico de las obras elegidas, y se ha despertado se interés por conocer en profundidad esta "fascinante civilización", ha explicado Gutiérrez.

"El arte en los pueblos antiguos estaba provisto de significado simbólico y pragmático", ha dicho, y, además, ha señalado que profundizar en su arte es "adentrarse en su forma de entender la vida, su pensamiento y sus aspiraciones".

La Fundación Sophia es una entidad privada de carácter docente, cuyos principios fundamentales son difundir el pensamiento y el arte de las culturas tradicionales, así como actuar como mecenas a jóvenes artistas e investigadores, y promover el voluntariado, especialmente en el ámbito de la cultura.