El MARM destina 4,4 millones de euros al desarrollo del Sistema de Cartografía de Zonas Inundables en la Cuenca del Ebro

El Ministerio de Medio Ambiente y Medio Rural y Marino (MARM) destina a la Cuenca del Ebro un presupuesto de 4,4 millones de euros para desarrollar el Sistema Nacional de Cartografía de Zonas Inundables, con el objetivo de definir aquellas zonas de la Cuenca con un "riesgo significativo de inundación".
Reunión ordinaria de la Junta de Gobierno de la CHE
Reunión ordinaria de la Junta de Gobierno de la CHE
CHE

El Ministerio de Medio Ambiente y Medio Rural y Marino (MARM) destina a la Cuenca del Ebro un presupuesto de 4,4 millones de euros para desarrollar el Sistema Nacional de Cartografía de Zonas Inundables, con el objetivo de definir aquellas zonas de la Cuenca con un "riesgo significativo de inundación".

Así lo ha explicado el presidente de la Confederación Hidrográfica del Ebro (CHE), Rafael Romeo, tras presidir en Zaragoza la Junta de Gobierno del Organismo, en la que se han presentado los avances en el desarrollo del Sistema de Cartografía de Zonas Inundables, así como se ha informado de la campaña de riegos y del plan de actuaciones para 2011, con proyectos como el recrecimiento de Yesa y los trabajos en Mularroya, Biscarrués y San Salvador.

Romeo ha precisado que en estos momentos se está llevando a cabo una "evaluación preliminar" para establecer qué zonas tienen ese riesgo "significativo" de inundación para, posteriormente, elaborar "mapas de peligrosidad y unos planes de gestión ante el riesgo de inundaciones", que deberán elaborarse junto a las Comunidades autónomas de la Cuenca del Ebro.

El Sistema Nacional de Cartografía de Zonas Inundables se elabora en todas las cuencas hidrográficas españolas para cumplir con la Directiva Europea relativa a la evaluación y gestión de riesgos de inundación.

Esta norma obliga a los países miembros a definir en todas las cuencas las áreas con un riesgo de inundación significativo; a elaborar en esas áreas mapas de peligrosidad y sobre todo, como objetivo final, a redactar planes de gestión coordinados entre las administraciones con competencias en ordenación del territorio y gestión del dominio público hidráulico, que deberán estar concluidos en 2015.

La CHE está ya elaborando trabajos para cumplir con las dos primeras fases, es decir, la selección de zonas con riesgo de inundación y la elaboración de la cartografía (mapas de peligrosidad y riesgo) que debe seguir los criterios establecidos por Europa. Para estas labores, el Gobierno de España, a través del MARM, ha destinado a la Cuenca un presupuesto de 4.400.000 euros.

Desde el Organismo se ha considerado prioritaria la coordinación con las Comunidades de la Cuenca. Para ello, se han realizado reuniones con cada una de ellas en las que se ha informado de los objetivos de la Directiva y se han presentado las labores a realizar; trabajos que tendrán un seguimiento a través de una Comisión Técnica de Inundaciones en la que participa el MARM y la Dirección General de Protección Civil.

En la presentación este miércoles ante la Junta de Gobierno se ha destacado la importancia de estos trabajos ya que la gestión ante fenómenos extremos, tanto avenidas e inundaciones, como sequías, representa, además, uno de los pilares del programa de medidas del Plan Hidrológico de la Demarcación, junto a los objetivos medioambientales y la satisfacción de las demandas. El borrador del Plan está en fase de redacción y recientemente, el Consejo del Agua de la Cuenca pudo conocer un avance del mismo.

Otras acciones contra avenidas

Los trabajos para la definición de mapas de inundabilidad se unen en el Ebro con otras acciones que el Organismo ha puesto en marcha para minimizar los efectos de las crecidas en la Cuenca. Así, el Ministerio de Medio Ambiente ha invertido ya en actuaciones contra avenidas cerca de 62.000.000 de euros.

Este presupuesto se ha destinado a estudios de inundabilidad en el eje del Ebro en su tramo medio; estabilización de motas; obras de emergencia; construcción de nuevas estaciones de control de caudales y para la redacción de los proyectos para el tramo medio, en coordinación con los alcaldes ribereños.

Además, el Ministerio durante el año 2009, a través del Plan de Estímulo de la Economía y el Empleo (Plan E) del Gobierno de España, también realizó una inversión de hasta 23.500.000 euros en actuaciones puntuales en cauces de toda la Cuenca que incluyen en algunos casos obras que reducen las afecciones de las avenidas.

Plan de actuación

La Junta de Gobierno es el máximo órgano de Gobierno de la CHE, formada por 49 representantes de las Comunidades autónomas, los usuarios y la Administración General del Estado. En su reunión ordinaria analiza anualmente el Plan de Actuación del Organismo, en el que se resumen las acciones realizadas y las líneas de acción para el próximo año.

Desde la Confederación han subrayado el desarrollo y avance de actuaciones medioambientales en la Cuenca del Ebro; el control de la calidad de las aguas y los vertidos y la presentación recientemente de un avance del borrador del Plan Hidrológico de la Demarcación, que es el resultado de un intenso proceso de participación en toda la Cuenca.

En el apartado de infraestructuras se ha realizado un repaso del impulso de actuaciones en toda la Cuenca, tanto en obras con financiación del Ministerio (obras del Pacto del Agua de Aragón -Valdepatao, Declaración de Impacto Ambiental positiva de Yesa, Mularroya, recrecimiento del Canal de Terreu, inicio de las obras de restitución de Lechago, inicio de la puesta en carga de Montearagón); como en obras propias del Organismo, donde se destaca el presupuesto dedicado para el mantenimiento y conservación, con más de 3.100.000 euros invertidos este 2010.

Para 2011 el principal objetivo es el de concluir el Plan Hidrológico de la Demarcación, fijando los programas de medidas y las líneas de acción para la gestión hidráulica de los próximos años. A esto se une el seguir consolidando a la Confederación como referencia en los temas de seguimiento de calidad de las aguas y control de vertidos.

En lo que se refiere a obras, en el plan de actuación se destaca como prioridad de la Confederación las acciones de restitución relacionadas con infraestructuras ejecutadas o en ejecución. Para ello se plantea el desarrollo con presupuesto propio del Organismo de algunas actuaciones integradas en proyectos de restitución relacionados con Yesa (Navarra), el Val (Zaragoza) o Rialb (Lleida), entre otros.

Situación de la cuenca

Ante la Junta también se ha hecho referencia a la situación de reservas en los embalses de la Cuenca. El pasado 1 de octubre se inició el nuevo año hidrológico que partía de una buena situación de reservas a finales de la última campaña de riego.

Actualmente, y a espera de la evolución de las precipitaciones durante el otoño, invierno y primavera, la situación en todas las subcuencas se considera de normalidad, tanto en los sistemas regulados, como en los no regulados.

Según el último parte de embalses, la Cuenca se encuentra con unas reservas de 4.652 hectómetros cúbicos, el 62 por ciento, por encima de los datos a esta fecha del pasado año y por encima de la media de los últimos cinco años.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento