El delegado de Gobierno en Castilla-La Mancha, Máximo Díaz-Cano, ha señalado que "hace unas semanas" dio la instrucción de reforzar las medidas de seguridad para intentar evitar los robos de material que se han producido en naves agrícolas de localidades como Quintanar de la Orden (Toledo).

Así lo ha indicado en la presentación de los datos de inspección de la campaña de la vendimia 2010, preguntado por la demanda de la organización agraria COAG-Iniciativa Rural de que se aumente la vigilancia policial para paliar dichos robos.

El delegado del Gobierno ha señalado que estos casos tienen que ver con "un repunte de la delincuencia" en el robo de cable de cobre durante los meses de septiembre y octubre en Castilla-La Mancha. No obstante, ha puntualizado que el robo de cable de cobre "afecta también al conjunto nacional y al conjunto internacional". INVESTIGACIÓN

En ese sentido, ha recordado que hace unos días se llevó a cabo una macro operación conjunta de la Policía y la Guardia Civil en la que se visitaron la mayoría de los establecimientos que adquieren chatarra y materiales como el cobre. Fruto de esa operación, ha asegurado, la Guardia Civil está investigando en dos municipios de Ciudad Real el origen de más de 45.000 kilogramos de chatarra.

Díaz-Cano ha señalado igualmente que le "preocupa" el incremento de esos robos en los últimos meses, y ha pedido a los delegados del Gobierno y a las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad de las zonas afectadas que "en lugar de esperar la reclamación, visiten las zonas para restablecer las medidas de cooperación con las organizaciones agrarias y los agricultores de las zonas".

En ese sentido, ha añadido que la colaboración ciudadana "se puede aprovechar más de lo que se está aprovechando desde el punto de vista de la facilitación de información que permita perseguir a estos grupos, normalmente organizados, que se dedican a estas prácticas delictivas".

Agresiones en falsos accidentes

De otro lado, el delegado el Gobierno en la región ha dicho que el caso del conductor que fue agredido y robado al pararse a auxiliar a una persona que simulaba haber tenido un accidente de tráfico cerca de la Puebla de Montalbán (Toledo) no es una práctica "común" en la región.

Así, Díaz-Cano ha afirmado que "no tiene constancia" de que ese caso, publicado este miércoles por el diario 'La Tribuna', sea "común", según la información que le proporciona la Guardia Civil.

"No conocía en los últimos tiempos un caso similar", ha apuntado el delegado del Gobierno, quien ha dicho que "se está investigando un poco más" sobre dicho suceso.

Consulta aquí más noticias de Toledo.