El líder del PSdeG, Manuel 'Pachi' Vázquez, ha vuelto a señalar a la gerente del Servizo Galego de Saúde (Sergas), Rocío Mosquera, tras varios "escándalos" previos y ha ratificado que la política de contratación de la Xunta está "bajo sospecha", mientras que el presidente del Ejecutivo gallego, Alberto Núñez Feijóo, ha cuestionado la "fiabilidad" del socialista y le ha advertido de que "debe excusas a todos los que ha injuriado".

El debate se produjo cuando el jefe de filas de los socialistas gallegos aseguró en el pleno que el Sergas ha adjudicado la valoración de las ofertas para la construcción del nuevo hospital de Vigo a una consultora —Price Waterhouse Coopers Corporate Finance— en la que trabaja la hija Mosquera, a lo que Feijóo respondió aclarando que ésta desempeña sus funciones en el área de automoción de la empresa.

Vázquez llevó la denuncia a la sesión de control al presidente de este miércoles e incidió en que Mosquera es la misma gerente que se ha visto envuelta en varios "escándalos" previos como procesos selectivos con examinados que "corregían sus propios exámenes" o la "polémica" generada por el nombramiento de su marido, Manuel Bustamante, como jefe de cirugía del Complejo Hospitalario Universitario de Santiago (CHUS).

Posteriormente, fuentes del PSdeG explicaron que esta consultora no sólo tendrá acceso a toda la documentación que han presentado las empresas que aspiran a hacerse con el millonario contrato para construir el hospital para recomendar una oferta a través de un informe que, en todo caso, "no será vinculante", sino que, además, también se le había adjudicado "un estudio de viabilidad" anterior.

Con todo, la réplica de Núñez Feijóo no se hizo esperar y llegó en la segunda intervención, cuando el máximo mandatario gallego advirtió de que la hija de Mosquera trabajaba en la consultora "antes de su toma de posesión" y que, además, lo hace en el área de automoción y no en la sanitaria.

"mentir continuadamente"

En este escenario, el presidente puso en duda la "fiabilidad" de Vázquez y del PSdeG, asegurando que sus intervenciones "siempre acaban igual". "En que la hija de no sé quien trabaja en una consultora. Es lo de siempre, ni la política social ni la sanitaria le importan nada", lamentó el jefe del Ejecutivo autonómico.

Al tiempo, aludió, entre otros casos, a las críticas vertidas por los socialistas gallegos en relación a la anulación del seguro colectivo para los marineros y contra el conselleiro de Medio Ambiente, Territorio e Infraestructuras, Agustín Hernández, y exigió "respeto por la verdad" en el Parlamento.

"Debe respeto al Parlamento, excusas a todos los que ha injuriado y disculpas a todos los ciudadanos por mentir reiteradamente", concluyó el presidente gallego.

Consulta aquí más noticias de A Coruña.