La vicepresidenta y consejera de Empleo, Industria y Comercio del Gobierno de Canarias, María del Mar Julios, ha negado este miércoles que el Ejecutivo regional sea "valedor" de las empresas eléctricas tras las críticas del PSOE por la falta de planificación energética.

Julios ha detallado en la comisión de Industria, Comercio y Consumo del Parlamento de Canarias que "hay que transparentar" las acusaciones al respecto y señaló que las empresas no comparten el criterio de la diputada del PSC-PSOE, Gloria Gutiérrez. Para justificar su planteamiento la consejera subrayó que se han impuesto sanciones que llegan a alcanzar los 10 millones de euros y recalcó que el gobierno hace valer los intereses generales.

Gutiérrez mantuvo que los retrasos en la planificación energética en el archipiélago no benefician a los canarios. "Beneficia a las empresas del sector con la complicidad del Gobierno que modifica las leyes", ha señalado para añadir que "no tienen tiempo para aprobar el plan, pero sí para modificar leyes e imponer". Por eso ha concluido que se da el dicho del "a río revuelto, ganancia de pescadores y en este caso los pescadores son las empresas, los manipuladores de los concursos eólicos y los especuladores del suelo".

Julios ha recordado que en 2005 se suscribió un convenio con el Cabildo de Tenerife para elaborar el plan territorial especial de Infraestructura Energética en Tenerife. Expuso que desde entonces varió la normativa tanto a nivel insular como de la Comunidad y por eso se ha dificultado la adaptación del documento que "reserva suelo para localizar infraestructuras eléctricas".

La consejera adelantó que espera que el plan salga a información pública en el primer trimestre de 2011 para que se presenten alegaciones. "Se trata de ordenar y regular la condiciones del desarrollo de infraestructuras", ha insistido para recordar que requiere la coordinación con otros planes como los insulares o los especiales "para que no haya problemas". "El éxito planificación va a depender de que exista sintonía entre administraciones", ha zanjado.

Ante las críticas por incumplimiento, Julios defendió que "es más importante dar respuesta a las necesidades del presente y futuro con sentido común que sacar un plan que no se puede ejecutar". Además hizo referencia a la existencia de suelo protegido. "Tenemos que compatibilizar responder a las necesidades con no hipotecar el futuro dando garantías de sostenibilidad", ha subrayado.

"Hay que atender suministro y reducir impacto ambiental", ha asegurado la consejera que pidió al PSOE que tenga "la tranquilidad de que el Gobierno está gobernando". "Tenemos formas diferentes de gobernar. No queremos gobernar haciendo demagogia", le dijo a Gutiérrez al tiempo que planteó que no se puede estar en contra de una infraestructura que va a prestar unos servicios y luego criticar que no se den éstos.

La diputada del PSOE, Gloria Gutiérrez, ha insistido en la relevancia del plan territorial especial de Infraestructura Energética en Tenerife y se cuestionó por la tardanza de su aprobación. Aquí expuso que en 2005 se suscribió un convenio de encomienda de gestión para formular el plan que costaría medio millón de euros y no suponía la cesión de la competencia que está en manos de la Consejería.

Con pruebas que lo acreditan

Gutiérrez aseguró que no hay intención de gobernar Canarias. "Se esfuerzan en explicar la inacción del Ejecutivo. Ante la confusión no sale ganando el interés general, pero sí el de algunas empresas", ha insistido la socialista que ha afirmado que "tenemos argumentos y pruebas que lo acreditan".

La diputada del PSOE ha insistido en que el dinero "se ha tirado a la basura" porque se han pasado todos los plazos para la elaboración. "Tenían 18 meses y los han pasado. El Cabildo no ha cumplido igual que la Consejería. No han pasado 30 meses previstos para elaborar, sino 60", ha espetado.

En esta línea, ha repetido que "no han querido o no han sido capaces de aprobar los planes de cada isla, salvo en El Hierro" al tiempo que expuso que ya han pasado diez años. "Sin embargo sí se han dado prisa en modificar la ley del sector energético canario que venía a vulnerar las competencias de ayuntamientos y cabildos para enterrar las líneas de transporte donde al Gobierno le apeteciera", ha proseguido Gutiérrez quien además señaló que "ahora hay en marcha otra modificación para que se puedan instalar centrales donde lo estime conveniente escuchando pero sin hacerles caso a las corporaciones locales".

Una utopía

Por su parte, el diputado del PP, Manuel Fernández, ha expuesto que sinceramente estaba pensando en si intervenir en la comisión porque ello lleva una filosofía que afecta a toda Canarias en la ejecución de sus obras. "No sé si es un acierto que se retrase 20 años un plan", dijo para recordar que cada documento condiciona al anterior. Así enumeró que si se redacta un documento y afecta a otros hay que modificarlos.

"La planificación a largo plazo es para mí una utopía que nos condiciona y nos retrasa en desarrollo real", ha sentenciado Fernández.

La diputada de CC, Flora Marrero, ha señalado por su parte que un punto fundamental en esta materia es la "coordinación" entre las administraciones. "No siempre resulta así", dijo para añadir que sí que existen buenas relaciones entre el Cabildo de Tenerife con el Gobierno. "Quizá es la isla donde más contestación social hay y por eso me parece bien la prudencia y no hacer las cosas de prisa", ha mantenido.

Marrero defendió la coordinación y enumeró todos los pasos, hasta catorce, que son requeridos para la aprobación del plan. Aquí ha insistido en su reclamación de "consenso social".