El Gobierno gallego pondrá a funcionar "en los próximos 90 días" un total de 750 nuevas plazas públicas de residencias para la tercera edad en dos centros ubicados en las localidades coruñesas de Vimianzo y Santiago de Compostela, otros dos en los municipios lucenses de Viveiro y Monforte, y un quinto, en Ourense.

Lo ha anunciado el presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo, quien ha defendido, frente a las críticas de PSdeG y BNG, la política social de su Gobierno, así como la inversión efectuada para crear plazas públicas de residencias, guarderías, comedores escolares y de atención a la dependencia. "Aumentamos el 45 por ciento de plazas públicas para la atención a dependientes", sentenció.

En la sesión de control parlamentaria, en la que tanto el líder del PSdeG, Manuel 'Pachi' Vázquez, como el portavoz del BNG en la Cámara, Carlos Aymerich, le preguntaron por actuaciones sociales, Núñez Feijóo recurrió a las comparación con el anterior Gobierno bipartito y reiteró que, desde que tomó las riendas en San Caetano, se han creado 1.109 plazas de residencias de mayores, 900 en centros de día, 1.800 en guarderías y 6.500 en comedores escolares, entre otras.

Frente a ello, Pachi Vázquez denunció que la Xunta ha construido "cero" centros de día pese a los compromisos electorales adquiridos por Feijóo y recordó que el anterior Ejecutivo le dejó un total de 30 listos para abrir "llave en mano", extremo que negó el presidente de la Xunta. "Ninguno estaba llave en mano y yo los voy a acabar todos", garantizó Feijóo.

Al tiempo, el presidente gallego subrayó que al líder socialista no le interesa "nada" la política social y lamentó que su partido sea "cada vez menos fiable". A modo de argumento, aludió a las declaraciones de Vázquez sobre la anulación del seguro colectivo para los marineros o su denuncia sobre la paridad del Consello de la Xunta o contra el conselleiro de Medio Ambiente, Territorio e Infraestructuras, Agustín Hernández, para el que exigió "disculpas".

El presidente del Grupo Parlamentario del PSdeG no se pronunció respecto, pero sí reprobó que la Xunta "rebaje" la atención a la dependencia, mientras que Feijóo le criticó por "hablar" de este asunto cuando el Gobierno central "baja" el presupuesto reservado dependencia y la Xunta lo sube un 3 por ciento. Reiteró, a renglón seguido, que pese a tener que "pagar" 2.600 millones de euros de anticipos, el Ejecutivo gallego "blinda" la política social y la sanitaria.

"derecha radical y cruel"

Por su parte, Carlos Aymerich acusó al presidente de formar parte de una "derecha radical y cruel" que carece "de sensibilidad social alguna" y denunció que con el actual Ejecutivo autonómico ha crecido el número de gallegos que viven "por debajo del umbral de la pobreza". "Eso es falso", replicó Feijóo, a quien el portavoz nacionalista retó a negar que en los próximos presupuestos para 2011 "elimina" las transferencias a las siete grandes ciudades y al Consorcio de las Mariñas para los equipos de inclusión.

Además, el portavoz nacionalista incidió en que la comunidad gitana gallega contará con la mitad de presupuesto —de 800.000 a 400.000 euros—, entre otras reducciones de inversión en el ámbito social, y criticó que Feijóo dedique "tres millones de euros" para financiar los "fastos" de la visita del Papa Benedicto XVI mientras efectúa "recortes" en el ámbito social.

"A usted le preocupan las grandes ciudades y a nosotros todos los ayuntamientos, sobre todo los que tienen menos capacidades", replicó el máximo mandatario autonómico, quien, en todo caso, no negó la acusación de Aymerich de eliminar la partida para los equipos de inclusión. Por último, insistió en que su Gobierno hizo "más plazas públicas" que en toda la legislatura del bipartito.

Consulta aquí más noticias de A Coruña.