El Pleno del Ayuntamiento de Barakaldo ha acordado esta mañana por unanimidad, en sesión extraordinaria, conceder una ayuda de 600 euros a los trabajadores de Babcock con el fin de colaborar en la financiación de los gastos de desplazamiento en autobús a Madrid, donde los empleados de la compañía llevarán a cabo el 12 de noviembre una protesta ante Sepi, en defensa del mantenimiento de sus puestos de trabajo.

La propuesta de conceder la subvención ha partido del propio Comité de Empresa de Babcock, que envió un escrito solicitándola el pasado día 2 de este mes. El alcalde, el socialista Tontxu Rodríguez, "recogió el guante" y propuso en una Junta de Portavoces tramitar la ayuda. El resto de grupos políticos municipales también apoyaron la iniciativa.

En la justificación de la aportación económica, el equipo de Gobierno socialista ha recordado que Babcock "es una empresa de referencia en la historia industrial de Euskadi y también en el sector vasco de bienes de equipo" y que vive una etapa de "continuos vaivenes", sobre todo desde su privatización hace alrededor de diez años.

Además, ha recordado que en la compañía han trabajado y trabajan "multitud" de ciudadanos baracaldeses. "De ahí la justificación del gasto, pese a que la empresa no está enclavada en la ciudad", ha destacado.

El Ayuntamiento colabora, de esta manera, en la financiación de los gastos del desplazamiento a la capital para protestar ante la Sepi.

Consulta aquí más noticias de Vizcaya.