Explota un artefacto de ETA en unas oficinas de correos de Vizcaya

Un artefacto explosivo estalló a las once menos diez del miércoles en las oficinas centrales que Correos tiene en la localidad vizcaína de Etxebarri, en el polígono industrial Lezama-Legizamón, según informó la Ertzaintza. La explosión no causó heridos.
Destrozos en las instalaciones de las oficinas centrales de Correos en Vizcaya por la explosión de una bomba. (EFE)
Destrozos en las instalaciones de las oficinas centrales de Correos en Vizcaya por la explosión de una bomba. (EFE)
EFE/ALFREDO ALDAI

El departamento de Interior vasco, que considera que el artefacto "es atribuible a ETA", informó de que el explosivo utilizado -de un tipo aún por determinar- podría ser similar a los utilizados el pasado 26 de enero por la banda terrorista en Balmaseda, donde colocó un artefacto de quince kilos contra los juzgados de esta localidad vizcaína.

La deflagración se produjo a las 22.52 horas, después de que una comunicante anónima, que dijo hablar en nombre de ETA, avisara de que un artefacto iba a explotar en las dependencias de Correos ubicadas entre las localidades de Etxebarri y Basauri, ambas muy próximas a Bilbao.

La llamada se realizó a las 21:40 horas a la Asociación de Ayuda en Carretera (DYA) de Guipúzcoa y al diario Gara, y en ella la comunicante no preció la hora de la explosión.

La Ertzaintza acordonó la zona y desalojó las oficinas para evitar daños personales.Una vez desalojadas las instalaciones de Correos, los agentes comenzaron a registrar el edificio y sus alrededores. Poco después, localizaron en el exterior del pabellón un paquete acompañado de un papel en el que se podía leer "cuidado, bomba".

La colocación de este artefacto se produce horas después de que el lehendakari, Juan José Ibarretxe, dijera que el Gobierno vasco tomará la iniciativa en caso de que en los próximos meses no se produzcan avances en el proceso de pacificación entre el Ejecutivo central y la banda armada.

NOTICIAS RELACIONADAS

Mostrar comentarios

Códigos Descuento