La Organización Murciana de Mujeres Empresarias y Profesionales (OMEP) ha estado presente en la Jornada de presentación de resultados organizada en Barcelona por Afaemme donde se han presentado las conclusiones del estudio realizado en el marco del proyecto 'Aplicación de Políticas de Género en Puestos de Toma de Decisión en PYMES'.

De este modo, el proyecto había sido realizado en las comunidades autónomas de Aragón, Cantabria, Comunidad Valenciana, Islas Baleares y Murcia, con el objetivo de analizar los principales obstáculos que impiden que más mujeres accedan a puestos de toma de decisión en las PYMES y las medidas que más pueden influir en la facilitación de la promoción de la mujer a tales puestos.

El encuentro ha estado liderado por el presidente de la Federación Española de Pequeñas y Medianas Empresas-Cataluña (Fepime-Cataluña) y vicepresidente de la Confederación Española de la Pequeña y Mediana Empresa (Cepime), Eusebi Cima, y la presidenta de Afaemme, María Helena de Felipe.

Así, el encuentro ha contado con la presencia de las representantes de las asociaciones de mujeres empresarias participantes en el proyecto, como Maria Jesús Lorente, presidenta de la Asociación de Mujeres Empresarias de Aragón (Arame); Carmen Carrión, presidenta de la Asociación de Mujeres Empresarias de Cantabria (Amec Cantabria); Maite Balada, vicepresidenta de la Asociación de Mujeres Empresarias de Castellón (Amec Castellón); y Carmen Botella, vicepresidenta OMEP.

Entre las conclusiones expuestas destacan que los principales obstáculos al acceso de la mujer a puestos de toma de decisión en la pequeña y mediana empresa son los problemas de conciliación de la vida familiar y laboral y, en menor medida, la existencia de estereotipos de género.

De hecho, un 94 por ciento de las mujeres empresarias realizan trabajo doméstico en sus hogares y el 84 por ciento convive con personas dependientes, por lo que las medidas de conciliación de vida familiar y personal resultan cruciales a la hora de la promoción profesional de la mujer.

Asimismo, un aspecto clave para garantizar el acceso de la mujer a puestos de toma de decisión en la empresa es la voluntad de la propia PYME. Las medidas propuestas son conceder una bonificación a la empresa en el periodo inmediatamente anterior a la baja por maternidad, momento en el que se solapan dos personas en el mismo puesto de trabajo, e inmediatamente posterior a la reincorporación de la trabajadora, cuando ésta ha de readaptarse al trabajo desarrollado y demás dinámicas de la empresa.

Establecer un eventual permiso compartido de maternidad/paternidad de cuatro y dos meses respectivamente, lo que significaría una ampliación del permiso de paternidad a 60 días; permitir a la empresa cubrir el puesto que queda desocupado por una baja de maternidad o paternidad con un trabajador de la propia empresa que, sin que se realizaran modificaciones sustanciales de su contrato de trabajo, se haría cargo temporalmente de las tareas correspondientes.

Igualmente, la conciliación de la vida familiar y laboral repercute positivamente en las relaciones laborales, aumenta el rendimiento y la satisfacción de los trabajadores y con ello, la productividad de la empresa.

Así pues, el proyecto ha revelado que son principalmente los problemas de conciliación de la vida familiar y laboral los que dificultan el acceso de las mujeres a los puestos de toma de decisión, ya que éstas están muy preparadas para asumir dichos cargos -incluso frecuentemente más que los hombres- y tienen la motivación y la ambición necesarias para ello.

Finalmente, han afirmado que "si se pudieran acoger a dichas medidas tanto las mujeres como los hombres, las empresas verían a los hombres en igualdad de condiciones en cuanto a dedicación trabajo-familia con las mujeres".

Consulta aquí más noticias de Murcia.