Gibraltar y las otras colonias del siglo XXI

  • Gibraltar es uno de los 16 territorios no autónomos en régimen colonial bajo supervisión del Comité Especial de Descolonización de la ONU.
  • No es la única fuente de conflicto de la lista de Naciones Unidas.
El Peñón de Gibraltar.
El Peñón de Gibraltar.
ARCHIVO

29.000 habitantes, una superficie de menos de 7 km cuadrados y una eterna dicotomía: ¿españoles o ingleses? Es Gibraltar, un territorio que siembra la discordia en las relaciones hispano-británicas desde hace casi trescientos años. La disputa más reciente entre ambos reinos se remonta a hace tan sólo dos semanas, cuando el ministro principal de Gibraltar, Peter Caruana, retó a España a llevar el litigio por la soberanía de las aguas que rodean el Peñón al Tribunal de La Haya.

Pero la controversia viene de lejos. Cerca de tres siglos han transcurrido ya desde que el Tratado de Utrecht (1713) cediera la soberanía del Peñón a Gran Bretaña. En los años posteriores, España intentó recuperar el dominio perdido a través de sucesivos asedios que no llegaron a buen puerto. Desde entonces, nuestro país siempre ha defendido su soberanía sobre el Peñón, como hiciera el ex ministro de Asuntos Exteriores Miguel Ángel Moratinos en su histórica visita de julio de 2009.

Y es que, en pleno siglo XXI, Gibraltar constituye uno de los 16 territorios no autónomos bajo régimen colonial, bajo supervisión del Comité Especial de Descolonización de las Naciones Unidas. Más de 80 naciones que se encontraban bajo el dominio colonial en 1945 –fecha de creación del organismo- se han integrado ya en la ONU, que en el año 2000 se marcaba un plazo de una década para eliminar el colonialismo.

En esta lista figuran asimismo las islas Malvinas, también bajo dominio británico y objeto de fuertes conflictos entre los gobiernos de Londres y Buenos Aires. Argentina no reconoce la soberanía británica sobre las Malvinas, a las que considera una parte integral e indivisible de su territorio que se halla ocupada ilegalmente por una potencia invasora. También bajo dominio inglés se encuentran las islas de Anguila, Bermudas, Picairn, Caimán, Islas Turcas y Caicos, Vírgenes Británicas, Montserrat y Santa Helena.

Francia mantiene la hegemonía en Nueva Caledonia, que en 1998 –a través del Acuerdo de Numea- dejó de ser territorio de ultramar y ahora es descrito como una colectividad sui géneris, con instituciones creadas específicamente para ella y a las que deben ser transferidas, de manera gradual e irreversible, algunas funciones del Estado.

Referendos fallidos

Nueva Zelanda sigue teniendo soberanía sobre Tokelau, archipiélago ubicado en Oceanía que no ha alcanzado el respaldo suficiente entre los ciudadanos para independizarse de la colonia en sendos referendos llevados a cabo en 2006 y 2007.

En la lista elaborada por Naciones Unidas se encuentra también el Sáhara Occidental, territorio disputado por Marruecos y la República Árabe Saharaui Democrática. Desde la descolonización española en 1975, el Sáhara Occidental permanece casi totalmente ocupado por Marruecos, aunque su soberanía carece de reconocimiento y legitimación internacional.

Por su parte, Estados Unidos mantiene las islas de Guam y Samoa Americana como colonias en el Pacífico, y las Islas Vírgenes de Estados Unidos, en el Caribe.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento