Joaquín Oristrell: "El Rey y el Príncipe usan chándal, yo lo he visto"

  • El director de 'Felipe y Letizia' asegura que nunca se planteó hacer un documental, sino una "comedia romántica".
  • El revuelo despertado en Internet no pilla por sorpresa a Oristrell, que asegura que es un tema que interesa mucho a la gente.
El director Joaquín Oristrell, en una imagen de archivo.
El director Joaquín Oristrell, en una imagen de archivo.
ARCHIVO

El guionista y director de Felipe y Letizia, Joaquín Oristrell, sale al paso del enorme revuelo y comentarios que ha generado en Twitter la miniserie de Telecinco sobre el noviazgo y matrimonio de los Príncipes de Asturias. A raíz de convertirse en trending topic mundial en la red social, el biopicconsiguió mejorar su ya amplia audiencia.

Hemos visto situaciones íntimas en el seno de la Casa Real, ¿Cómo se ha documentado para esas escenas?

Cuando me plantearon el proyecto de hacer una historia sobre Felipe y Letizia nunca me plantee hacer un documental o algo riguroso: me plantee hacer una comedia romántica. Yo soy un hombre que hace comedias e hice una sobre un clásico, que es el de una persona de un mundo que entra en otro y las dificultades que encuentra hasta que consigue lo que quiere.

Me documenté, pero sobre lo que está publicado y escrito, no con personas, testimonios o allegados, porque cuando se habla de una persona célebre o popular siempre hay muchos rumores y versiones. Me pareció que, puestos a dar versiones, era mejor dar la mía, con mi idea del cuento. Lo atractivo del asunto era la posibilidad de hacer dialogar y de mover a unas personas tan conocidas como las de la Familia Real en ambientes íntimos. Por eso hay escenas de desayunos, comidas…

O sea, que no sabemos si de verdad el Rey y el Príncipe usan chándal…

(Risas) Chándal usan, porque yo les he visto. Ha sido un asunto muy discutido pero es como cuando les vemos en las regatas en pantalón corto. La gente hace gimnasia vestida para hacer gimnasia.

¿Qué le pareció el revuelo que se generó en Twitter?

He tenido, en este caso la suerte, de que me ha pillado rodando otro proyecto, por lo que llevo varios días sin leer prensa ni entrar en Internet. Me han contado las audiencias y sé que ha habido palos y discusiones, que por otro lado es una cosa que ya esperaba. No somos un país que esté acostumbrado, como lo están otros, a tratar estos temas, con personajes tan importantes y cercanos. ¿Que ha habido un maremoto en Internet? Bueno, hoy en día en Internet hay muchos maremotos.

Llegó a ser Trending Topic Mundial…

No me esperaba tanto, porque soy un hombre ya mayor y el tema de Internet lo domino relativamente y sólo entro para informarme. Intenté seguir los temas que me afectan a mi directamente, pero sales tan escocido que preferí ni enterarme. En la serie hay una frase que le dice la Reina a su secretario “en Internet, mejor no se meta, general”. Ahí habla ella con mi voz.

En cualquier caso ha tenido una audiencia tremenda y al lado de competidores fuertes…

Está claro que no es ningún fracaso, era fácil intuir que sería una cosa que llamaría la atención de la gente y que generaría curiosidad e interés. No me lo voy a atribuir como mérito, es cosa del tema (risas).

¿Por qué a la gente le interesa tanto la Familia Real?

Somos un país, aunque nos cueste asumirlo, profundamente monárquico y la monarquía es un tema que nos interesa. La española además es una Familia Real muy cercana, con gente a la que se ve con simpatía, aunque haya algunas fobias. Yo, que soy un hombre bastante aséptico políticamente, trabajando en esto he acabado siendo monárquico (risas). Metiéndome en la piel de la Familia Real me he dado cuenta de que tienen un trabajo muy difícil, en el que te miran por todos lados, sin derecho a réplica y en el que fíjate, te pueden hacer hasta una serie.

¿Les ha llegado alguna reacción de la Casa Real o de algún allegado?

No, ni antes ni después. Me satisface comprobar que vivimos en un país en el que no hay censura ni presiones a la hora de hablar de este tema.

¿Eso habría sido posible hace unos años?

La democracia se asienta cuando no se hacen bolas tan grandes sobre las cosas. Si los temas de la Casa Real se tratan con respeto, como se tratarían los de cualquier persona, no debería haber problema.

Se ha hablado mucho de los acentos de los personajes…

No era mi intención hacer una caricatura y si lo he hecho es que lo he hecho mal. De las cuatro voces principales, la del Rey es la que más se conoce y la de la Reina la que menos. Intentamos trabajar las cuatro voces y las cuatro actitudes. Trabajamos con vídeos, cosa que se suele hacer con las interpretaciones de personas reales.

Llegamos a esa composición porque nos pareció que era lo más parecido a la realidad. Era un riesgo, podríamos haber hecho algo más neutro, pero nos parecía más interesante de esta manera. La gente está acostumbrada a ver parodias del Rey, porque se ha hecho muchas veces, y hay personas a las que les ha podido parecer lo mismo.

¿Cambiaría algo si volviera a rodar la serie?

Cuando haces algo así sigues tu instinto y tu intuición. Yo he disfrutado mucho haciéndolo e imaginándolo y ha sido un viaje mío, que luego se ha trasladado a millones de personas.

¿Tiene entre manos más proyectos de este estilo?

Estoy en pleno rodaje de un musical sobre La Trinca, una especie de Mamma Mía a la española (risas).

Mostrar comentarios

Códigos Descuento