La Asociación Nacional para la Defensa del Derecho de Objeción de Conciencia (ANDOC) ha asegurado que la Junta de Castilla-La Mancha "intenta escamotear" el auto del Tribunal Superior de Justicia de Castilla-La Mancha sobre objeción de conciencia médica.

Según ha informado la asociación en nota de prensa, el TSJCM dictó un auto por el que suspendía cautelarme algunos artículos de la Orden de la Consejería de Salud de 21 de junio de 2010 sobre el registro de objetores.

En concreto, el Tribunal reconoció que el derecho a la objeción de conciencia al aborto habría de extenderse a los médicos de Atención y a los profesionales sanitarios que "tienen la obligación de realizar un trámite de información".

La asociación ha asegurado que "asombrosamente, en la nueva Orden de 22 de octubre, la Junta insiste en limitar derecho de objeción de conciencia al aborto, desoyendo la resolución de la Justicia manchega".

Asimismo, ANDOC ha señalado el Gobierno regional limita el derecho de objeción "gracias a la astucia de los redactores, pues el auto reconoce la condición de 'directamente implicado' al personal sanitario que relaciona la petición del Colegio de Médicos (médicos de atención primaria, reanimadores, enfermeros, anestesistas), pero en lugar alguno dice que se elimine el término 'directamente implicado'".

La nueva redacción mantiene el término 'directamente implicado', sin explicitar quiénes son los directamente implicados, que es lo que la resolución judicial aclara, ha apostillado ANDOC.

En ese sentido, la asociación ha asegurado que la Orden "se vale de una técnica disyuntiva, que separa a los profesionales de la Sanidad en dos grupos: los 'directamente implicados' y los otros. Así, mientras a unos se les reconoce el derecho, se les niega a los otros. De este modo consigue siempre su fin: que haya una parte que no dé problemas para el aborto".

La asociación ha asegurado que administrativamente ninguna Autoridad debe facilitar un formulario en donde "previamente se induce a una opción", ya que éste "no debe contener más texto que el que oriente al ciudadano a poner los datos, y permitir que sea él quien exprese lo que viene a alegar, pedir, quejarse u objetar". "Bastaría un simple formulario para dirigirse a la Administración, sin textos dudosos propuestos por la Autoridad", ha añadido.

Por último ANDOC ha advertido de que "a pesar" del reconocimiento constitucional de la objeción de conciencia sanitaria y de las resoluciones judiciales que lo avalan, "todavía hay comunidades, como Andalucía, en que los médicos de Atención Primaria y otros profesionales sanitarios que objetan al aborto, se les está negando su derecho mediante subterfugios, cuando no a través de veladas amenazas de traslados o despidos".

Consulta aquí más noticias de Toledo.