El Pleno del Parlamento andaluz ha aprobado por unanimidad la proposición de Ley del PSOE relativa a medidas para la asistencia y atención a las víctimas del terrorismo en la comunidad andaluza, en cuya elaboración han participado, además de los tres grupos de la Cámara, las principales asociaciones de víctimas del terrorismo.

En su turno de intervención, la diputada del PSOE-A, Pilar Navarro, ha agradecido la "buena disposición" de los grupos de la oposición para aprobar este normativa que pretende "apoyar y dignificar" a las víctimas del terrorismo, así como también la colaboración de las distintas asociaciones.

Navarro, que ha calificado esta iniciativa como "justa y necesaria", ha destacado que en estos momentos el cerco a la banda terrorista es "mayor que nunca" y cada vez está más cerca su desaparición, lo que hace "oportuna" la aprobación de esta normativa.

Asimismo, la parlamentaria 'popular' ha insistido también en que el PSOE ha cumplido con los dos objetivos fundamentales que se había marcado: aprobar "la mejor ley posible" y hacerlo por consenso. "Hemos cumplido esa declaración de intenciones que hicimos en el Parlamento y hemos escuchado a la oposición e incorporado muchas de las peticiones que se nos han propuesto", ha concluido. PP:

"una buena ley"

El diputado del PP-A Carlos Rojas, que ha asegurado que ésta es una "buena ley" porque se ha enriquecido con las aportaciones del PP, ha destacado no obstante que no ha sido fácil la elaboración de esta normativa, demandada por su formación hace 15 años, después de que se hayan rechazado hasta cuatro proposiciones de ley confeccionadas por el grupo parlamentario popular.

"Hoy es un día histórico para las víctimas del terrorismo", ha afirmado Rojas, quien ha destacado que "de una vez por todas" se reconoce a través de una normativa el apoyo y la solidaridad hacia las víctimas, "con quienes tenemos una deuda enorme por haber afianzado la democracia".

Asimismo, el diputado del PP-A, que ha agradecido la "buena predisposición" del grupo socialista para buscar el acuerdo, ha afirmado que la normativa nace con la vocación de "ser útil a las víctimas del terrorismo, de atenderlas cuando lo necesiten y de escucharlas incondicionalmente". "Esta ley nos une a todos frente a los asesinos que con sus criminales acciones no parecen pertenecer al género humano", ha concluido. IULV-CA:

"una ley oportuna y esperada"

En su intervención, el portavoz parlamentario de IULV-CA, Diego Valderas, ha dado la bienvenida a esta normativa y ha dicho que se trata de una ley "demandada, esperada, oportuna, sensible y sentida" para la ciudadanía y las víctimas del terrorismo, que fue comprometida hace cuatro años por el Gobierno andaluz.

Asimismo, Valderas ha indicado que con esta ley se repara el daño hecho a las víctimas del terrorismo y se las reconoce. "Nos alegramos del consenso alcanzado por los grupos y porque todos hayamos aportado nuestros planteamientos", ha afirmado el parlamentario de IULV-CA, quien ha destacado que "lo que nos une cobra más valor que las diferencias".

Tras finalizar el turno de intervención de los grupos, el consejero de Gobernación y Justicia, Luis Pizarro, ha manifestado su satisfacción con el acuerdo, así como el apoyo del Gobierno andaluz a la iniciativa consensuada por los distintos grupos de la Cámara. "Hoy hemos dado un ejemplo de responsabilidad, unión y acuerdo en un tema tan importante como éste", ha añadido.

Contenido de la normativa

La normativa aprobada consta de seis capítulos, 28 artículos, tres disposiciones adicionales, una transitoria y dos finales. El Capítulo I establece las disposiciones de carácter general tales como, el objeto, clases de medidas, beneficiarios, requisitos para la concesión de las ayudas, naturaleza de las medidas y organización y principios del procedimiento. En el Capítulo II se regulan las indemnizaciones por daños físicos o psíquicos, así como las reparaciones por daños materiales e indemnizaciones por situación de dependencia.

En el Capítulo III se describen las prestaciones asistenciales de la Administración de la comunidad en el ejercicio de las materias que le son propias en los ámbitos sanitario, psicológico, psicosocial, psicopedagógico, educativo, de empleo y de vivienda. El Capítulo IV se refiere al reconocimiento de honores y distinciones por la comunidad a las víctimas del terrorismo y a las instituciones o entidades que se hayan distinguido por su lucha y sacrificio contra el mismo.

El Capítulo V se ocupa de la regulación de las medidas a implementar en materia de empleo público. Por último, el Capítulo VI prevé la concesión de subvenciones a las asociaciones, fundaciones, entidades e instituciones sin ánimo de lucro cuyo objeto principal sea la representación y defensa de los intereses de las víctimas y afectados.

Consulta aquí más noticias de Sevilla.