La Guardia Civil ha detenido a dos individuos, de nacionalidad búlgara y de 34 y 38 años, a quienes se les imputa, hasta el momento, dos delitos de robo y hurto, cometidos durante el último mes en Cieza, por el procedimiento 'cogotero'.

El 'modus operandi' consistía en fijar, previamente, sus víctimas, generalmente personas de edad avanzada, a las que realizaban un seguimiento para concretar si efectuaban reintegros en entidades bancarias o portaban grandes cantidades de dinero en efectivo para realizar compras.

Una vez designadas las víctimas, los presuntos autores, mediante descuido, distracción o empleando la fuerza, sustraían el dinero en efectivo o documentos de las entidades bancarias para después efectuar reintegros de dinero.

Las investigaciones comenzaron el pasado mes de septiembre al tener conocimiento de la comisión de varios robos, hurtos de documentación y sustracciones de dinero en efectivo que motivaron alarma social entre la población.

Según las primeras indagaciones de la Guardia Civil, estos hechos delictivos se cometían en las proximidades de oficinas de entidades bancarias, siendo las víctimas personas que habían realizado reintegros de cantidades considerables de dinero con anterioridad.

De este modo, los agentes establecieron un dispositivo de vigilancia en las zonas susceptibles de la comisión de este tipo de delitos, y analizaron la información obtenida con el objetivo de conocer tanto las descripciones físicas como las identidades de los supuestos autores.

Fruto de este dispositivo, la Guardia Civil estrechó las líneas de investigación a un grupo compuesto por dos personas, que actuaban totalmente coordinados, logrando conocer datos cualitativos de los mismos.

Así, tras obtener todos los indicios necesarios se estableció un dispositivo de búsqueda y localización de las personas identificadas en estos robos que dio como resultado la detención de las mismas el pasado lunes, día 25.

Se trata de A.Y., de 38 años; y T.S., de 34 años, ambos de nacionalidad búlgara y residentes en Molina de Segura, que han sido puestos a disposición del Juzgado de Instrucción número 1 de Cieza, que ha ejercido la dirección judicial de la operación.

La operación, según fuentes del Instituto Armado, permanece abierta al continuar con la investigación y análisis de la información obtenida para comprobar la autoría de los detenidos en otros hechos delictivos.

Consulta aquí más noticias de Murcia.