El equipo de Gobierno del Ayuntamiento de Camargo llevará al Pleno extraordinario de este viernes, día 29, para su ratificación, el protocolo de colaboración entre el Ministerio de Fomento, el Gobierno de Cantabria y los Ayuntamientos de Santander y Camargo para la integración del ferrocarril en los dos municipios.

El acuerdo alcanzado por las cuatro administraciones supone la unificación de las infraestructuras de FEVE y ADIF en el mismo pasillo ferroviario. Ambas líneas serán soterradas a su paso por Maliaño, desde aproximadamente la estación de FEVE de La Vidriera hasta la estación de ADIF de Muriedas-Bahía, situada junto al puente de Cros.

Además, en Maliaño se construirá una nueva estación que sustituya y reagrupe a las tres actualmente existentes (una de FEVE y otra de ADIF en Maliaño y Muriedas-Bahía de ADIF), así como un nuevo vial de enlace con la A-67.

El alcalde de Camargo, Ángel Duque, ha explicado en un comunicado que los terrenos que queden liberados como consecuencia del soterramiento de las líneas de FEVE y ADIF entre La Acera y el puente de Cros serán cedidos gratuitamente al Ayuntamiento de Camargo para fines de utilidad pública o interés social.

Por otro lado, la integración ferroviaria supondrá el traslado a Camargo de las playas de mercancías, talleres y oficinas de FEVE, RENFE-Operadora y ADIF actualmente ubicados en Santander, que ocuparán un nuevo emplazamiento en Las Presas, cerca del centro logístico de Adig en Muriedas, desde donde se construirá un nuevo vial de enlace con la A-67. El Ayuntamiento cederá gratuitamente una parcela de propiedad municipal de 130.000 metros cuadrados.

INVERSIONES

El coste total estimado de las actuaciones incluidas en el protocolo de colaboración para la integración del ferrocarril en Santander y Camargo, asciende a 689,1 millones de euros, de los que el Ministerio de Fomento aportará 385,9 millones de euros y el Gobierno de Cantabria 20 millones. El resto irá con cargo a los recursos obtenidos de la operación urbanística en Santander.

El alcalde ha destacado que todas las actuaciones previstas en Camargo, tanto el soterramiento como la nueva estación y el vial de acceso a la A-67, serán financiadas por el Ministerio de Fomento, por lo que "no habrá que estar pendientes de las plusvalías generadas por los terrenos liberados de Santander".

El protocolo de colaboración para la integración ferroviaria en Santander y Camargo, que podría firmarse el próximo 9 de noviembre, aunque la fecha está pendiente de confirmación oficial, contempla la creación de una sociedad en cuyo capital social el Ayuntamiento de Camargo participará con un 5%, y en la que el alcalde de Camargo será uno de sus vicepresidentes.

Duque ha afirmado que se han conseguido las condiciones más ventajosas para el municipio y ha explicado que cuando las obras comiencen, lo harán por Camargo, ya que el primer paso para que Santander pueda liberar terrenos es que los talleres de RENFE y FEVE se trasladen a Las Presas. Añadió que la integración ferroviaria dejará "una herencia magnífica" a Camargo, al desaparecer del casco urbano la barrera que supone las vías y pasar todo ese espacio liberado a uso público.

Consulta aquí más noticias de Cantabria.