Alternatiba ha apostado por una acumulación de fuerzas de izquierdas y soberanistas "contra la hegemonía de la derecha vasca encabezada por PP, UPN, PNV, H1! y PSE, siempre a través de vías pacíficas y democráticas", de cara a las próximas elecciones forales y municipales.

En ese sentido, el portavoz de la formación, Oskar Matute, han asegurado que "las dificultades todavía no se han resuelto", pero se ha mostrado convencido de que, "acompañando el tiempo político, es necesario también ser valientes tener altura de miras, dar pasos decididos para hacer realidad una oferta política plural y amplia".

Matute ha comparecido en San Sebastián junto al juntero de Gipuzkoa, Ander Rodríguez, y a la secretaria de organización, Amaia Agirresarobe, para anunciar la celebración de su Asamblea Nacional, que tendrá lugar este sábado en el centro Arrupe Etxea de Bilbao.

En este encuentro, los militantes votarán la aprobación de los estatutos del partido, la estrategia para la participación de las mujeres y un Documento Político, que incluye un decálogo de "principios irrenunciables" en la conformación de posibles alianzas políticas para las próximas elecciones municipales y forales. COMPROMISOS

Matute ha explicado que estos principios incluyen el "compromiso" de Alternatiba con "la construcción y vertebración, junto a otros, de alianzas estratégicas de izquierda soberanista atendiendo a las circunstancias actuales". De este modo, en el ámbito municipal priorizarán en cada caso "la que sea más conveniente para los intereses locales, sin que esto obligue a consolidar una misma alianza en todos los ayuntamientos".

En el ámbito foral, por el contrario, buscarán una "única alianza común" para los tres territorios, "lo más inclusiva posible, que permita ir avanzando en la meta establecida de consolidación de un espacio potente y un papel determinante de la izquierda soberanista en Euskal Herria". "Alternatiba no pretende entrar en competencia de siglas, ni incidir en la desarticulación y división de las izquierdas", ha añadido.

En esa línea, ha explicado que "no hay ningún partido ni agente social o sindical que, a priori, sobre en la unidad de acción de la izquierda", porque, según ha asegurado el portavoz de Alternatiba "si el acuerdo de Gernika tiene un valor incontestable tanto por lo que dice como por quienes lo suscriben, debemos ser capaces de promover otro acuerdo estratégico en torno al modelo de sociedad, que vaya reforzando la idea de que la unidad de acción no sólo es posible, sino deseable para todos".

Además, ha añadido que el objetivo del polo soberanista "no es meramente electoral" porque "hay que tener un compromiso firme y decidido de hacer políticas de izquierda que permanezcan en el tiempo". De este modo, ha señalado que "no cierran las puertas" a seguir manteniendo contactos con la izquierda abertzale, al tiempo que ha manifestado "no tener ningún problema" en sumar y hablar con Ezker Batua "bajo la base de nuestros once puntos".

"minimos irrenunciables"

En cuanto a los "mínimos irrenunciables" que deben regir cualquier coalición electoral, Matute ha resaltado que el documento incluye "la apuesta inequívoca de Alternatiba por un proceso de pacificación y normalización en Euskal Herria, donde la izquierda alternativa debe jugar un papel fundamental".

De este modo, se ha reafirmado en el "espíritu" del acuerdo de Gernika, y ha agregado que, "para una paz justa y duradera, también es necesario superar la dialéctica perversamente lanzada desde los poderes del Estado de la necesidad de finalizar el conflicto con vencedores y vencidos". Además, ha apostado por la "consecución del ejercicio efectivo y real del derecho de autodeterminación".

Otros principios como "la democracia radical, el feminismo, la contraposición al modelo capitalista de un modelo desde la izquierda, el compromiso internacionalista o la erradicación del racismo" quedan recogidos tanto en el Documento Político como en los estatutos de Alternatiba, donde se plasma, además, una nueva cultura organizativa "basada en la democracia militante".

Finalmente, Oskar Matute ha asegurado que Alternatiba es consciente de sus "debilidades" y del "riesgo" que asumen con la construcción de "un nuevo paradigma", pero se ha mostrado "seguro" de "la necesidad de este proyecto para Euskal Herria" porque tienen la convicción de que "se abre una nueva etapa política esperanzadora en la que nuestra propuesta cobra pleno sentido".

Consulta aquí más noticias de Guipúzcoa.