El pleno de las Corts Valencianes ha rechazado, con los únicos votos en contra del PP, una propuesta del PSPV que reclamaba que la Cámara instara al Consell a que en el presupuesto de la Generalitat para 2011 se consignaran las dotaciones necesarias para el cumplimiento de los compromisos contemplados en el Plan de Infraestructuras Ferroviarias de Cercanías para la Comunitat Valenciana 2010-2020.

Las inversiones previstas en el plan, que tiene por objeto la modernización, renovación y ampliación de la capacidad de la red de cercanías de la Comunitat, ascienden a 3.400 millones de euros por parte del Ministerio de Fomento y 555 millones por parte de la Generalitat.

El diputado socialista Francesc Signes ha señalado que la iniciativa de su grupo busca que se contemple "globalmente el plan de cercanías porque si queremos que el tren de la costa que sustituya a la bufonada que propuso el presidente de la Generalitat, Francisco Camps, de AVE regional sea una realidad no únicamente tenemos que exigir a Fomento que cumpla su parte sino también a la Generalitat porque la responsabilidad es compartida".

También ha remarcado que el Gobierno de España "ha cumplido con la Comunitat", ya que el AVE Madrid-Valencia que comenzará funcionar el 18 de diciembre se empezó a construir en marzo de 2004 y "desde ese momento las obras han mantenido un ritmo constante hasta que se han finalizado".

El diputado del PP Fernando Giner ha replicado que el Gobierno de Zapatero "ha cumplido muy a pesar de él de forma parcial" con el AVE "porque se ha olvidado de Castellón y de Alicante", al tiempo que ha señalado que los socialistas han presentado la proposición no de ley "a remolque" de los 'populares', que ya habían registrado una en las Corts sobre infraestructuras ferroviarias.

Giner ha reconocido que el plan de cercanías "es la expresión de un esfuerzo conjunto del Estado y la Generalitat" y ha remarcado que se busca "el objetivo conjunto de modernizar y ampliar la red en todo el ámbito de la Comunitat".

El parlamentario 'popular' ha destacado que su ejecución es "prioritaria para la Generalitat" y ha criticado que la propuesta socialista "recoja todas y cada una de las actuaciones" que corresponden a la Administración valenciana para que se hagan "en un solo año" en un plan que se prolonga hasta 2020. Ha reclamado al PSPV "más seriedad" y ha calificado su proposición de "iniciativa burda, ramplona y poco inteligente".

Consulta aquí más noticias de Valencia.