Cáritas Diocesana de Zaragoza conmemora el 50 aniversario de su fundación ofreciendo un manto a la Virgen del Pilar, que ha sido bordado por las mujeres de un taller de artesanía de la ciudad palestina de Ain Arik. Se trata de un regalo de Cáritas Jerusalén.

A la presentación del manto, que ha tenido lugar en la capital aragonesa, han asistido el Deán del Cabildo Metropolitano de Zaragoza, Manuel Almor; y el director de Cáritas Diocesana de Zaragoza, Carlos Sauras.

Sauras ha lamentado que el aniversario "no coincida con un momento muy feliz", ya que "la situación económoca ha puesto de manifiesto la debilidad de las políticas sociales", ya que Cáritas recibe "el doble de acogidas que antes de la crisis".

Asimismo, ha esperado que "el Gobierno reaccione con sentido de urgencia" para "agilizar las cosas" y que la gente "no se sienta desatendida". Para ello, ha pedido la protección de la Virgen, ya que "todo lo importante en Aragón, pasa por la Virgen del Pilar".

Por su parte, Manuel Almor ha mostrado su "satisfacción por esta muestra de afecto y cariño", y ha recordado que la tradición de ofrecer mantos a la Virgen del Pilar se remonta a 1504, año en que Juan Benedic dejó escrito en su testamento que "legaba 1.000 sueldos para confeccionar un manto".

En la actualidad, ha explicado el deán, la Virgen "tiene casi 500 mantos", y ha adelantado, que lucirá el manto ofrendado por Cáritas el próximo 16 de diciembre, en la presentación de la campaña de Navidad.

El manto

Unas cuarenta mujeres palestinas, que participan en el taller de artesanía 'Tejiendo la paz' de la ciudad de Ain Arik; han elaborado este manto sobre fondo blanco, con bordados de motivos típicos palestinos que habitualmente lucen las mujeres de la zona en sus vestidos.

El anagrama de Cáritas está representado con cruceta en el centro del manto y una de las mujeres ha bordado en el bajo la leyenda '50 aniversario de Cáritas, donado por las mujeres de Cáritas Jerusalén'.

Consulta aquí más noticias de Zaragoza.