Aramón pondrá en marcha en 2011 la construcción del primer hotel propio del grupo, que estará ubicado en la estación aragonesa de Formigal y dará cobertura a los usuarios de la estación de esquí, según datos aportados hoy por el grupo empresarial durante el acto de presentación de la temporada de esquí 2010-2011.

El presidente de Aramón, Francisco Bono, ha señalado que el hospedaje en Formigal será el primero de otros tantos que Aramón pretende desarrollar por todas sus estaciones para "aplicar al sector de la hostelería nuestra manera de enfocar la gestión de las estaciones de esquí", comentó.

En ese sentido, Bono ha anunciado que la nueva cadena hotelera estará registrada bajo la marca Aramón, y albergará diferentes salas donde se potencie el nuevo enfoque turístico y de ocio que quieren darle a las estaciones de esquí, distanciándose en cierta medida de un uso meramente deportivo de las instalaciones invernales.

De esta forma, se pretende potenciar el incremento de la cuota de mercado de Aramón en los últimos seis años, creciendo del 12% en 2004 al 23% actual.

Según ha informado el director general del Grupo Aramón, Javier Andrés, el perfil de los usuarios de las pistas aragonesas se centra en una franja de edad de entre 18 y 45 años aproximadamente, por lo que están promoviendo la introducción de Aramón en las redes sociales.

Así, han anunciado que durante la temporada 2010-2011 el coste del paquete para esquiar en las estaciones de la ocmpañía no subirá con respecto a la temporada pasada para aquellos usuarios que realicen sus reservas vía 'on line'.

"La barrera que nos encontramos con respecto a las reservas de Internet es que los usuarios no quieren reservar nada hasta que no ven el tiempo que habrá ese día en la estación, por lo que la venta anticipada es complicada en este sector", explicó Bono.

Crecimiento del grupo

El número de esquiadores en los centros invernales de Aramón ha crecido en los últimos seis años en un 97%, llegando casi a 1.300.000 usuarios en la pasada temporada.

Este aumento de clientela ha permitido que la empresa haya podido arrancar la temporada de esquí con una inversión de ocho millones de euros, destinados a la ampliación, reforma y modernización de las pistas.

Finalmente, los directivos han explicado las novedades tecnológicas aplicadas este año a las pistas, como son las recargas automáticas de los gastos del 'forfaits' a través de cajeros de Ibercaja, disminuyendo de este modo las esperas para entrar en el recinto.

Consulta aquí más noticias de Zaragoza.