Los votos del Grupo Parlamentario Popular se han unido este miércoles a los del BNG para pedir a la Xunta que se dirija al Gobierno central para exigirle que impulse "una verdadera reforma laboral", que tenga como objetivos prioritarios la creación y la estabilidad en el empleo y, en especial, el fomento de la contratación indefinida. Por su banda, el PSdeG se ha opuesto.

Éste es uno de los puntos aprobados en una moción impulsada por el diputado del BNG Henrique Viéitez, quien ha defendido, ante el pleno del Parlamento, un moción para reclamar al Gobierno gallego la puesta en marcha de medidas para "minorar" el efecto de la reforma laboral en Galicia.

Para ello, ha defendido el traspaso íntegro de las políticas activas y pasivas de empleo del Servicio Público de Empleo Estatal, así como de la Inspección de Trabajo, al tiempo que ha apostado por la creación de un instituto gallego de empleo y formación y ha reclamado "implicación" a la Xunta en el fomento de la negociación colectiva y en el mantenimiento del empleo.

En esta última línea, ha demandado "mayor rigor" con los expedientes de regulación de empleo (ERE) y modificar el Fondo de Garantía Social (Fogasa) para que se destine a apoyar las suspensiones de los contratos y las reducciones de jornada, además del mantenimiento de los empleos.

Postura de los grupos

Con el parlamentario de la formación frentista ha coincidido, en parte, el portavoz de Empleo de los socialistas en el Pazo do Hórreo, José Tomé Roca, quien se ha mostrado favorable a iniciar el diálogo con el Gobierno central a fin de "garantizar el traspaso íntegro" de las políticas activas de empleo, pero se ha desvinculado de la petición de las políticas pasivas por formar éstas parte "de la caja única".

Por su parte, el representante del PP ha sostenido que la reforma laboral es "fatal" para la economía gallega, pero ha rechazado la "ortodoxia marxista" del BNG por la cual "atribuye al autogobierno la capacidad intrínseca de resolver los problemas". A mayores, ha rechazado las críticas de los grupos a la inacción del Gobierno autonómico dado que, a su juicio, "no cabe afirmar que la Xunta no está poniendo el escenario para superar la crisis".

En este escenario, los tres grupos han aprobado la petición de que la Xunta continúe con los acuerdos firmados en la mesa de diálogo social y la de promover que la Administración autonómica utilice todas sus competencias y legislación para "dar una respuesta unificada a la necesidad de creación de empleo". De igual modo, han coincidido en la importancia de comenzar a reclamar los traspasos de las políticas activas de empleo y de la Inspección de Trabajo.

Consulta aquí más noticias de A Coruña.