El número de fotografías, pintadas o carteles relacionados con ETA retirados de las calles de Euskadi entre junio y septiembre -los meses en los que tradicionalmente se produce una mayor proliferación de estos elementos- se ha reducido en un 35 por ciento respecto a 2009, según ha informado el consejero de Interior, Rodolfo Ares.

El dato ha sido aportado por el consejero en una comparecencia ante la Comisión de Interior del Parlamento vasco, a la que ha acudido a petición de sendas peticiones de Aralar y el PP para informar sobre la retirada de este tipo de simbología por parte de la Ertzaintza.

El parlamentario de Aralar Mikel Basabe ha pedido explicaciones a Ares acerca de la decisión de la Policía autonómica de retirar diversos carteles —uno de los cuales incluía una foto del fallecido ex preso de ETA Jon Anza— de un bar de Getaria (Gipuzkoa) el pasado día 12.

Por su parte, el representante del PP Carlos Urquijo ha preguntado al consejero acerca de la forma en la que va a actuar en este ámbito el Departamento de Interior tras la reciente sentencia de la Audiencia Nacional que establecía que la exhibición de fotos de presos de ETA no siempre es un delito de enaltecimiento del terrorismo.

Ares ha asegurado que las actuaciones de la Ertzaintza están "amparadas" en el Código Penal y en la Ley de Víctimas del Parlamento vasco. Además, ha reiterado que su departamento seguirá actuando para "acabar con los espacios de impunidad" de quienes protagonizan actuaciones que "ofenden" a las víctimas del terrorismo.

Respecto a la sentencia de la Audiencia Nacional, ha precisado que "no dice en ningún caso" que la Ertzaintza, por vía administrativa, no pueda seguir retirando de las calles o de espacios públicos fotos de presos de ETA. De todas formas, ha asegurado que en este campo se actuará "con rigor" y sin entrar "como elefante en cacharrería".

En este sentido, ha precisado que en las concentraciones que habitualmente protagonizan familiares de presos de ETA solicitando su acercamiento a cárceles del País Vasco "no se nos ocurre" imputar por enaltecimiento del terrorismo a las personas que participan en estos actos.

"se está ganando la batalla"

Ares ha informado que el número de carteles o fotografías retiradas en lo que va de año por incurrir en una ofensa a la dignidad y la memoria de las víctimas del terrorismo o por enaltecer el terrorismo, se ha reducido en un 15 por ciento. Además, en el periodo comprendido entre junio y septiembre el descenso se ha elevado hasta un 35 por ciento.

Según ha explicado, esta disminución no se debe a que se haya "bajado la guardia" en este ámbito, sino a que "se está ganando la batalla a los intolerantes" en un trabajo conjunto de todas las instituciones.

Consulta aquí más noticias de Álava.