La Guardia Civil establecerá un dispositivo especial de seguridad e intensificará los controles de alcoholemia del 12 al 14 de noviembre en Potes, con motivo de la Fiesta del Orujo que se celebra ene esta localidad.

Así lo ha acordado este miércoles la Junta Local de Seguridad, que se ha celebrado en la Delegación del Gobierno y que ha estado presidida por el delegado, Agustín Ibáñez, y el alcalde, Francisco Javier Gómez.

La Junta, en la que también han participado el coronel jefe de la 13ª Zona de la Guardia Civil, Justo Chamorro; el capitán jefe del Subsector de la Guardia Civil de Tráfico, Lorenzo Bárez, así como representantes de la Policía Local de Potes, ha acordado intensificar la presencia preventiva de agentes de la Benemérita durante todo el fin de semana, así como de miembros de la Unidad de Seguridad Ciudadana de Comandancia (USECIC), que realizarán labores de control y vigilancia durante las horas de mayor afluencia de personas.

Y es que el objetivo de la Junta es garantizar que los miles de ciudadanos que acuden a esta tradicional fiesta puedan hacerlo "en las mejores condiciones de seguridad posible". Las previsiones basadas en años anteriores apuntan a una "gran afluencia" de visitantes, especialmente jóvenes procedentes de la región y de otras comunidades limítrofes.

En la reunión también se ha acordado que agentes de los Puestos de Potes y de otras localidades vecinas colaboraren en los servicios de seguridad ciudadana y orden público. Asimismo, la Patrulla Fiscal Territorial (PAFITE) se encargará de labores específicas, principalmente de aquellas relacionadas con la tenencia y el consumo de sustancias estupefacientes, y para evitar que se porten objetos peligrosos.

Pero uno de los acuerdos más importantes ha sido el de intensificar los controles de alcoholemia que realizará la Guardia Civil de Tráfico tanto en los accesos como en las salidas de Potes. Controles que, de acuerdo con las instrucciones impartidas por la Delegación del Gobierno y por el Ayuntamiento, se iniciarán por la tarde y se extenderán durante toda la madrugada.

El objetivo que se persigue es contribuir a que la Fiesta del Orujo sea una "fiesta de degustación", en la que se realice un consumo "moderado" de esa bebida característica de la comarca lebaniega.

En esa línea, la labor de la Guardia Civil de Tráfico tiene un marcado carácter preventivo, orientado a evitar la conducción de vehículos bajo los efectos de las bebidas alcohólicas y a evitar, sobre todo, que se puedan producir accidentes que pongan en peligro la integridad y la seguridad de los usuarios de la carretera.

Nivel de criminalidad por debajo de la media regional

La Junta Local de Seguridad también analizó la evolución de la criminalidad en Potes. En este sentido, destacó el mantenimiento de los índices de seguridad, que sitúan al municipio durante los primeros nueve meses del año en 25,44 infracciones penales por cada 1.000 habitantes, una tasa por debajo de la media regional (29,4) y "muy alejada" de la tasa nacional de 45,8 infracciones, así como de la Unión Europea (UE) que es de 69,1 infracciones.

En concreto, de enero a septiembre de 2010 se han denunciado un total de 19 delitos y 20 faltas.

Además, el año pasado se continuó con el Plan Operativo de respuesta policial al consumo y tráfico minorista de drogas en zonas de ocio.

Gracias al trabajo policial, las actuaciones por tenencia y consumo de sustancias estupefacientes han aumentado, mientras ha habido ausencia de armas u objetos peligrosos, fruto del trabajo que se viene realizando para intentar erradicar este tipos de utensilios. También se ha producido un aumento de otras actuaciones administrativas, que han crecido más de un 8%.

Vigilancia en centros escolares

En los centros escolares y su entorno se ha continuado llevando a cabo una especial vigilancia. Dentro de este apartado, destaca la mayor incidencia y esfuerzos de los componentes de la Guardia Civil sobre el I.E.S. Jesús de Monasterio, así como en el Colegio de Primaria Concepción Arenal, donde no se ha observado infracción o incidencia alguna ni en sus entornos.

Por todo ello, el delegado del Gobierno felicitó a los responsables de la Guardia Civil y de la Policía Local por la labor que están realizando en Potes y les animó a "estrechar más esa colaboración", que es "el arma más eficaz a la hora de combatir la delincuencia y dotar de mayores niveles de tranquilidad y libertad a los vecinos de este municipio".

Operativo especial para la feria de todos los santos

Por otro lado, la Junta Local de Seguridad también aprobó un Operativo Especial para la Fiesta de Todos los Santos en Potes, donde se celebra la tradicional Gran Feria de Ganado de Año, y paralela a esta exposición una feria de gastronomía, en la que se dan cita un gran número de tratantes y público.

La Guardia Civil ha preparado para esa fiesta un Operativo Especial que tendrá como objetivo un control del acceso al recinto ferial, así como un control de los animales que acudan a la Feria para que estén en las debidas condiciones sanitarias.

Consulta aquí más noticias de Cantabria.