El Ayuntamiento de Pamplona ha restaurado las pinturas murales de la capilla de recepción del Cementerio Municipal San José de Pamplona que decoran toda la mitad superior de las cuatro paredes del espacio. Estas pinturas fueron realizadas por el pintor pamplonés Emilio Sánchez Cayuela 'Gutxi' en 1942 para el espacio en el que antiguamente se colocaban los cadáveres.

La temática de la obra, realizada al temple sobre cemento, recoge, en la cabecera, el Juicio Final con Cristo rodeado de ángeles músicos junto a fieles orando a la izquierda y los bienaventurados a la derecha. San Miguel con el dragón son los protagonistas del muro trasero, sobre la puerta que da acceso a la capilla. El dolor de la muerte de un campesino y una escena de labranza aparecen en la pared izquierda y en la derecha, 'Gutxi' pintó un soldado muerto en el campo de batalla con las botas puestas y el casco a los pies, flanqueado por los cuatro jinetes del Apocalipsis y unas ruinas; estos dos temas son reflejo de la angustia vivida por el autor durante la II Guerra Mundial.

Las dimensiones del mural son de 5 metros de largo, por 4,8 metros de ancho y 4,5 metros de alto. La gama de colores utilizados son los tierras, rojos y azules, mezclados con el blanco. El autor, al igual que en otros murales, hizo un boceto a tamaño real que luego calcó en la pared.

Las pinturas de la capilla del cementerio habían sufrido daños por los movimientos estructurales del propio edificio que se habían traducido en agrietamientos en las cuatro esquinas y en el techo y por filtraciones de agua que habían causado desprendimientos. A estas alteraciones se unían los cambios cromáticos por la suciedad acumulada durante los 60 años, según ha informado el Ayuntamiento.

También trabajos de albañilería y pintura

Los trabajos de restauración de las pinturas, que han durado un mes, han corrido a cargo de la empresa Sagarte y en ella han intervenido tres restauradores titulados. Al frente ha estado Blanca Sagasti, licenciada en Bellas Artes en la especialidad de restauración de bienes culturales y titulada en estudios avanzados en conservación y restauración.

La restauración de las pinturas se ha realizado teniendo en cuenta criterios como la mínima intervención en la autenticidad de la obra o la salvaguarda de la integridad de la obra artística. Durante el proceso se han eliminado las capas superpuestas de blanqueos en el intradós de los arcos, se han fijado las pinturas con riesgo de desprendimiento, se ha eliminado la suciedad acumulada, se han nivelado las grietas y se ha realizado la reintegración cromática de los dibujos.

Además de la restauración de las pinturas, el Ayuntamiento de Pamplona ha impulsado la realización de labores de pintura y de trabajos de albañilería para reparar grietas y desprendimientos de la placa de yeso. En ellas han participado los alumnos de la Escuela Taller municipal.

Consulta aquí más noticias de Navarra.