Ocho personas han muerto en el incendio declarado de madrugada en un edificio abandonado del centro de Praga, según ha informado la portavoz del servicio de bomberos, Pavlína Adamcová.

La identidad de los fallecidos se desconoce aún, según explicó la fuente que agregó que otras dos personas que inhalaron humo se encontraban fuera de peligro tras recibir tratamiento médico.

Se desconocen la causas que desencadenaron el siniestro
Al parecer las víctimas eran vagabundos, ya que el edificio se encontraba en mal estado y sin suministro eléctrico y, aunque de momento no se saben con exactitud las causas que desencadenaron el siniestro, se baraja la posibilidad de que pudo deberse al uso de velas.

El incendio se produjo en un local de dos pisos propiedad de los Ferrocarriles Checos y que está situado junto a la estación de autobuses de Florence, cuyas instalaciones no sufrieron ningún daño.

Poco tiempo después de que se desencadenara el incendio, a las 0.35 hora local, el inmueble quedó totalmente devastado, y se derrumbó una hora después.